Perro de Hule amordazado…

De eso y más…

Hola. Saludos cordiales a todos mis amigos, amigas. Para los que no me recuerdan soy Perro de Hule.Un ciudadano más que vive del otro lado de la acera y que muchas veces pide comida más para sobrevivir, que para alimentarse.
Aunque debo reconocer que la ausencia de este perrodurante varios meses de  la ciudad se debe a que decidí refugiarme en la ruralidad, en una finca abandonada donde puedo producir tranquilo las cositas que me como y tratar de ser feliz con mi familia.
Pero como bien saben mi pasión por los medios sociales es del día a día. Y una noticia me alertó de lo que pasaba allá abajo donde los gobierna la Doña y no digo nombres, porque ahora puedo ser víctima y caer en la cárcel por decir la verdad: hay una ley que tapa las bocas ¿verdad? Estoy amordazado. 
Cuenta la historia que alcancé a leer en twitterque por un periodo triste Costa Rica vivió la duda, el temor y la liberación pero nacional, de una ala que no es la oficionalista aunque gobierna. La lucha de candidatos de otros partidos pide alianza aunque el pueblo en las encuestas está decepcionado de la democracia y expectante a la necesidad de un líder autoritario.
Los sucesos más recientes son los siguientes: como los enredos de gobierno son tantos la Señora descuidó su puente “provisional” y por poco acaba en una peor desgracia. Su atención fue mínima porque los que pasan por ese bailey son perros igual a mí, seguramente.
Días después mando a sus más mal-amansados servidores a poner a orden y sí que lo lograron: el saldo de la golpiza registra hasta a los hacedores de leyes. Todo aquello fue registrado por televisión, pero queda claro que la desatención a la ciudadanía se debe a que son también perros callejeros. Me pregunto sin defender a los policías, ni a los manifestantes; si les hubiese aplicado la misma dosis a unos maleantes de esos con atestados en una calle de pueblo peligroso -fijo que no-. Su especialidad podríamos catalogarla como “gorreros”. 
Más recientemente, en pleno día de la democracia se dejó publicar una Ley Mordaza,que impide el ejercicio de la libertad de expresión. ¿Quién se hubiese imaginado una Costa Rica, donde ni yo, un Perro de Hule, luchador podría vivir tranquilo al decir lo que piensa o peor aún investigar cuanta chanchada hacen las élites? Y eso que vivimos en el país más feliz del mundo.
Sin ánimos de irme para allá abajo escribo esta pequeña reflexión porque son muchas las cartas, los facebookasos que le he dado, los tweets que sistemáticamente manifiestan mi indignación y a pesar de todo no recibo respuesta de la Doña. Esta semana aproveché para publicar este artículo porque un buen amigo cumplió 25 años de ser un artista y entonces me vine a la fiesta; camuflado entre expresidentes, aunque eso uno ya no lo presume, ni lo dice, sabrán ustedes porqué.
Es una lástima que antes podíamos identificar fácilmente a los malos de los buenos. Sin embargo, en la actualidad entre los buenos no se sabe quiénes son los malos. Hay unos de cuello blanco y con corbata, pero también hay unos a los cuales se les ve como santas palomas. Qué doloroso ver a mi país joderse, qué doloroso ver a mi perritos sin futuro…

Carta del ciudadano, Perro de Hule, a Doña Laura

Estimada señora y no tan apreciada por mi vecino, Doña Laura:
Utilizo este medio para contarle algunas de las cosas que he visto en las calles, lógicamente, no en las mismas calles que usted frecuenta cuando coge hacia la montaña en Santa Ana; porque allí está más cerca de Tatica Dios y acá le hablo desde el margen, reconocido como un cualquiera, de esos marginales, pero también Hijo de la Patria, que la tienen gobernando.
Yo soy Perro de Hule un cualquiera de oficio, no por vago sino por suerte de la vida. Tengo cuenta en facebook porque me la abrieron, pero hay días que no tengo para comer. En ocasiones retwitteo lo que dicen otros porque no pude ir a la Escuela, aunque dicen que es gratuita y obligatoria. De ahí mi atrevimiento espero me disculpe. A continuación quisiera hacerle algunas preguntas, espero me responda:
1. ¿Por qué dicen que este es un país de paz, si ayer vi que un perro como yo mató a una mujer? Según los periodistas fue un feminicidio, pero la verdad fue que la mató porque estaba harta de llevar esa vida. ¿Sabe cuántas como ella, inclusive niñas, mueren al año? Supongo que sí. Usted es una intelectual dicen que estudió en la Yunai, eso lo sé gracias al Internet, pero no de banda ancha. Para que sepa con todo respeto. Dice un twittero especialista en mujeres y no es el @inamu, que mucho más de 30 mujeres mueren al año víctimas de eso que dicen los periodistas. Y rajan diciendo que este es un país de paz. ¡Sí, claro!
2. ¿Dicen que nuestros barrios son seguros? No lo dudo, las casas están llenas de rejas, guardas sin pistola y con pistola, alarmas y colegas míos que trabajan y cobran con alimento de mascota. Se los recomiendo mi tío Paco decía: “No hay guarda más fiel, barato y agradecido”. Pues claro si hablaba del mejor amigo del hombre.
3. ¿Cómo hago con los riñones de mi vecino, que siempre me regala sobros? Dicen que está muriendo, poco a poco, mientras llega el momento de la cita en la Caja. Caja es en la que lo van a meter, seguro. Con razón la interviniste. Ahora entiendo. Por cierto, ha hecho alguna vez fila en el San Juan de Dios, pues no se lo recomiendo la última vez que anduve por allí salí más jodido.

Imagen con fines ilustrativos
Como ya le dije mi universidad es wikipedia por eso no entiendo de tratados, convenio ni leyes, pero no habrá por allí en su casa,  esa que guarda el nombre de una buena fruta color Zapote. Le repito no habrá algo que diga por allí que un país no necesita empujar a su gente a ser como perro de hule. Confieso que hace unos meses le envié un tweet, pero no me dio pelota. Seguro porque mi nombre de usuario es @perrotedehule33, es que @perrotehule estaba ya ocupado. Sería que pensó que soy un enfermo. Pues no. Se equivoca soy un Perro de Hule, nada más.

Redes sociales de esas en las que no cree: Perro de Hule


Hace unos días murió Gadafi y no dijiste nada, perdón la confianza es que los ticos aunque seamos perros nos voceamos; igual pasó con en el enredo entre Palestina e Israel, costó que hablaras. Y mire que bueno que soy yo: no le pido que se exprese sobre esas cosas. Solamente, sobre esta vida de perro que llevo. Hoy solo escribo esta carta porque vi que eso de las redes sociales no me funciona solo para hacer política. Por más que la pulsié en su facebook y su twitter no pasó nada. Espero el guarda de la entrada de este residencialote -los ticos hablamos así también- pueda entregarle esta misiva.
A ver si es posible alguito mejor, ojalá digno y pronto, por los riñones de mi vecino y por esta vida que me pone a lidiar con tanto maleante, que ya no puedo decirles que no. Es por mi propia seguridad, se lo confieso.
Porque señora acá si hay miseria y no todo es Pure life le traduzco para que entienda Pura vida esto fue gracias a una herramientica que tiene google. No crea que lo aprendí en la U, porque ni siquiera fui a la escuela. Aunque si conozco el pretil de la UCR allí se ven cosas buenas. Sin embargo, comprendo que quiera ocultarlo a los extrajeros, esos que llaman turistas. Es fácil seguir vendiendo la historia de la suiza-centroamericana, digo de la galletita suiza que se llenó de perros de hule. Atentamente, Perro de Hule, un feminista más que votó por vos, Doña Laura -es que ya sentí mucha confianza-. 
Imagen con fines ilustrativos