Figueres, Arias, Villalta, Piza y otros invitados

TERCERA PARTE

Rodolfo Piza
Yo no lo descartaría llegó de último al baile y logró con desconocidos llegar a la Asamblea Legislativa. Piza es tal vez de los constitucionalistas más formados de nuestro país y tiene de los perfiles presidenciables, que se merece estudiar.
En la recién pasada elección del directorio su papel fue fundamental para el Partido Acción Ciudadana (PAC) llegará a la Presidencia con Henry Mora. 
Quién quiera hacer algo de negociación en la Asamblea debe hablarle y esto sin ser el presidente del partido: ¡Ven como a Piza: le pesa!
Rodolfo parece que conoce de comunicación política y se ha asomado cuando debe; le veo un buen timing: tal vez el único tema que me disgustó fue una reciente publicación de Diario Extra en el ámbito de lo privado, pero eso no es su culpa.
El Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) había fallecido y sin ser una momia parece que camina por una oportunidad todo depende de él y de hacerse menos a la derecha.
Sergio Mena
Otro que en estos días lo veo dándole fuerte es a Sergio Mena recuerdo que nadie lo conocía y fue hasta que organizamos el debate nacional de todos los partidos políticos por medio de VotoCR: ese día se lo presentamos a las audiencias.
A partir de esa experiencia Mena fue tomado en cuenta en varios escenarios: hace cuatro años nadie daba nada por Solís o Villalta así que cuidado este Mena logra un pedazo del pastel: aunque no lo veo presidente tal vez pueda llegar a la Asamblea.
Algunos elementos para tomar en cuenta en esas generalidades:
El voto de nuestra ciudadanía cambió: es inteligente y no se comen el cuento.
Como me comentaban en redes: somos los costarricenses los que ya pasamos por donde asustan y sería tonto pensar que nos quieren seguir asustando: ya nadie queda embarazado por desconocimiento.
Quienes polarizan el país no crean que logran adeptos todo lo contrario.
Quien sólo piensa en sus colores de partido -visto mucho en redes sociales-: eso les impide: ser crítico, ver hacia delante y todo lo satanizan.
Aquellas campañas de trolles que se consideraban por algunas alternativas políticas como productos viables: hoy eso les enterraría.

Con todo este despelote por la Presidencia del PLN: el gran ganador fue Johnny Araya.

Araya parece tendrá camino abierto por la alcaldía. 
Figueres tiene carisma y también tiene un rabo.
Los Arias tienen PLATAforma y eso no se debe menospreciar.
Villalta tiene la potencia de la juventud: debe moderar el discurso incendiario.
Piza es un caballero, pero le falta feedback con la gente.
La juventud PAC no es fiel podría luego de este gobierno moverse para otro lado.
Los políticos que sean consecuentes podrían estar ganando elecciones: eso convence a la gente. No veo un candidato así en nuestro escenario político.
Antes era imposible una izquierda en gobierno: hoy parece algo posible nada más.
La hipocresía de algunos, los pone en discusiones partidarias cuando lo que debería preocuparles es el bienestar de la patria. Al final todos jalan para su saco y eso no es la política.

Yo sueño con una Costa Rica que olvide esa disputa de partidos en gobierno y trabajen más en unión por lo que todos y todas queremos claro el mejor hashtags para eso sería #habíaunavez #cuentoCR #lashadasestánenlaasamblea.

Sergio Mena / Partido Nueva Generación Fotografía de Teletica.com 

Anestesia electoral

En la actualidad el quehacer político de la información se encuentra en manos de actores mediáticos que han sustituido al comunicador tradicional para transformarse en uno nuevo muchas veces poco crítico y sin profundidad en investigación.  

Para eso, los candidatos deben tener un encargado de administrar cuentas sociales, elaborar videos interactivos y construir una imagen de la campaña electoral algo fundamental en estos tiempos.  El problema no es llegar ya se constató con la actual administración Chinchilla, que ganó elecciones por vapuleada y en plena popularidad.

Tal parece que de la mano del marketing político se utilizan imágenes que hacen destronar las palabras y sobrevalorar aquella caja de resonancia con iconografías sexis en movimiento: tal parece que pasamos del homo sapiens a un homo videns decía Giovanni Sartori.

Entiéndase a ese homo videns como uno incapaz de poder comprender abstracciones o conceptos. Esa cinematografía de la realidad parece ha impactado el imaginario social con una anestesia que hace del proceso electoral olvidar el pasado.  Y darle el voto al que lidera la cosa…


Anestesia política

Merece analizarse

¿Porqué cuándo con dos malas administraciones de un mismo partido se mira tan fácil ganar por tercera vez? Además tendríamos que echar muy para atrás para encontrarnos dos gobiernos de baja popularidad (Arias – Chinchilla) y con un futuro presidente de la misma cepa (Johnny Araya). ¿Extraño no?

Por eso merece la pena estudiarse y analizarse esta triada al hilo: asunto en el que la culpa cae sobre los hombros de quienes se llaman oposición.

Tal parece que para la nueva “society”  el atributo más destacado sería proyectar imagen, tener cierto dominio del lenguaje y vestir a la moda. Como un George Clooney de la política con todo y “performance”.

En materia de coalición hemos expresado nuestros análisis. Pero debemos decir que a dos semanas del cierre de esas posibilidades los grupos que se afincan para armar la resortera de la alianza no tienen potencia para ganarle a los llamados verdes.

Y esto no por falta de gente que les apoye sino por la poca capacidad para unificar ideas y pensar en un país diferente -de todo lo que han criticado- de quién gobierna.

La memoria colectiva debería recordar los partidos que fueron pendejos para poder poner otra realidad en el camino. Y los nombres que aparecerán más tarde para una coalición electorera serían oportunistas y mentirosos si dicen que lo hacen por amor a la patria. La oportunidad es ahora: es ya.  Sino son más de lo mismo.