Reubiquemos el Monumento de don Otilio Ulate

Hay ocasiones en la vida que a uno le toca coincidir con la educación ciudadana y cuando ese momento llega; figuras como Rodrigo Carazo y Otilio Ulate, ambos expresidentes de la República: uno lo celebra.

Hace muchos meses desde el Colegio de Periodistas he venido impulsando con doña Estrella Zeledón de Carazo la reubicación de un Monumento de don Otilio Ulate, que se encuentra en la Sabana en un lugar recóndito y sin las condiciones que merece una figura de esa talla.

En este caso no hablo de don Otilio, el político sino más bien del periodista, aquel que con su larga trayectoria en el Diario de Costa Rica y La hora hizo de la libertad de expresión su batuta.

Por eso, como costarricenses un monumento de las magnitudes del que hablo, merece estar en un lugar digno, respetuoso y garante de una distinción que presumen quienes vivimos en este país: una libertad de prensa refugiada y defendida a lo largo de nuestra memoria histórica.

En esto hemos solicitado el apoyo y el respaldo del Ministerio del Deporte y por otros medios también al Ministerio de Cultura y a las personas encargadas de Patrimonio Nacional. Ana Berdugo Ulate es una de las nietas de don Otilio y se ha involucrado en este proyecto de ver el Monumento en un espacio público que haga educación para la paz.

La esperanza de contar con la sensibilidad del Estado y las fuerzas que hacemos desde diferentes ámbitos para lograr esta reivindicación para los familiares de don Otilio Ulate y la educación ciudadana de nuestro país es un esfuerzo que esperamos cuente con su momento en la historia patria.

otilio-ulate