Los problemas de la Casa del Presi

Digamos que esta es de esas entraditas en mi blog que uno se piensa mil veces antes de publicar, pero merece la pena hacerlo como ejercicio de comunicación política donde la Casa de Cristal requiere un clutch, un freno y un gas: todo a propósito de una comunicación, que urge departe de un presidente elegido de manera histórica.
Cositas importantes:
  • La comunicación política electoral es una cosa; la comunicación política institucional es otra.
  • Los departamentos liderados por profesionales de diferentes partidos en comunicación política en oficinas merecen reconocimiento, respeto y trabajo en equipo #atomarlosencuenta.
Conozco a don Luis Guillermo Solís desde hace mucho tiempo y creo que es un hombre inteligente y capaz, pero en este momento vivencia una situación particular que puede afectarle lo suficiente en comunicación para dejarlo mal parado en su gobierno (ya vemos mucho de esa crítica en la ciudadanía y categorizaciones alarmantes para alguien que no tiene un año en gobierno). Por eso voy a citar rápidamente algunos frentes en los que debe trabajar en mi humilde opinión.
Algunos puntos de atención
#1
Luis Guillermo ha tenido que lidiar con un partido donde sus contrarios emergen desde su propio epicentro -Partido Acción Ciudadana (PAC)-. Si uno tiene un amigo: le habla al oído y busca enmendar. En contrariedad algunos han hecho un llamamiento público para señalar y vociferar diferencias amparadas en la primicia mediática. Tal vez el caso más significativo lo representa Ottón Solís, pero no es el único la suma de menos amigos por decirlo de alguna manera es importante. Y merece atención hace rato.
#2
Aunque no todo es de antagónicos -no amigos dentro del partido-, también podemos hacerlo coincidir en casos más cercanos -los llamados amigos-. Y siguiendo la señal de cómo emergen en su propio partido habría que mencionar al encargado de hacer puente de comunicación entre los medios y los otros partidos. En menos de un año ese puesto adscrito al Ministerio de la Presidencia no lo ha logrado: Melvin Jiménez es un buen tipo, trabajador y de buena fe, pero sus formas de comunicar no han alcanzado.  Y su tiempo parece se le ha acabado, aunque algunos no lo entiendan. La pregunta es tal vez más sencilla: ¿Quién lo sostiene? La respuesta en todo caso está en la palestra por el bien del gobierno. Seguro las audiencias ya lo saben y lo gritan a viva voz. Es más, vos mientras lees mi post ya lo pensaste.
#3
Cuando un amigo es amigo debe saber decir: Hombre creo que no te hago bien, lo mejor es irme.  Y eso en política se llama amistad verdadera.
#4
La relación con los medios es fundamental y esas vocerías no pueden tener silencios. La ciudadanía agradece que le digan con honestidad y sin tapujos. La imagen se está deteriorando no es tiempo de esperar #digoyo
#5
El respeto a la comunicación política institucional de quienes siempre han estado gobierno tras gobierno merece un buen manejo de relaciones humanas. Tal vez eso sea virtud de un enlace que permita que todo fluya sin imposiciones. Estamos hablando de comunicar: no se hagan bolas.
#6
El ministro de información parece que se necesita y debe ser un profesional en esa área con algunas característica significativas: de buen verbo, inteligente – formado y con excelente relación con la prensa. Se ve venir.
#7
Para gobernar se necesitan equipos de comunicación robustos y no hay que temerle al cambio radical.  A la gente no le gustan las políticas de “nadadito de perro” y esa actitud se mira con debilidad.
#8
Luis Guillermo es un buen vocero y sus capacidades adquiridas desde la diplomacia las demostró en la recién pasada CELAC creo que debe trabajar en eso y leer bien la realidad nacional para volver sobre su proyecto.
#9
Hay un contexto que debe tomarse en cuenta. Quienes se meten en la política entran por un deseo y no por obligación; por eso es su deber rendir cuentas desde el interés público que representan. Hay que contestar a los periodistas, saber hacerlo y comprender que los profesionales de la comunicación no deben tener consideraciones especiales, no son sus amigos ni están para complacencias.  La responsabilidad radica en saber en lo que uno se mete.
#10
Los perfiles en redes sociales no pueden apelarse como personales cuando su representación pública yace en las piernas.  Enseñanza: al elegir puestos la comunicación es idónea y los discursos incendiarios no caben.
En resumen mucho gas en iniciativas o proyectos verdaderamente importantes (desempleo, educación, economía y muchos más), un poquito de clutch para dejarse asesorar por quienes tienen años en las instituciones haciendo comunicación y freno cuando el botón de publicar en redes nos convoca en caliente.
Alianzas se podrán hacer muchas, pero todas tienen códigos porque no se pautan con personas sino con partidos e ideologías; es el momento para ser valientes.

Fotografía tomada de La Nación / Pablo Montiel

Vocero de la “contra”

El riesgo de aparecer en CNN en español

Quisiera referirme sobre un tema muy importante en los últimos meses: la comunicación política institucional y los horrores de Casa Presidencial.  Si en algo el periodismo tiene que pagar los platos rotos deberían revisar mi artículo anterior sobre una entrevistarealizada por Gerardo Zamora de Canal 7 a la Presidenta Laura Chinchilla.

Para esta publicación me referiré a los siete minutos treinta segundosde vocería de la “contra” que nos dio Alfio Piva, nada más y nada menos, que en CNN. En el programa Encuentro de Camilo Egaña se entrevistó al vicepresidente de la República de Costa Rica en el marco del Tratado de Armas para meterlo en camisa de once varas.  Y para este caso aplica “le quedó grande la yegua”.

Para iniciar el des-Piva no sabe ni siquiera saludar. Al responder la cortesía del presentador lo único que les puedo decir es que arrancó lo más aburrido posible: algo elemental para comunicarse con la audiencia: hablar bien y apropiarse.

Mientras las palabras iban y venían el periodista trató de dejarle claro la poca posibilidad del Tratado de Armas cuando aún no cuenta con el apoyo de los Estados Unidos y le dijo que existe una clara reticencia.  La respuesta sencilla y sin darle mucho ánimo fue “comprendemos”.

Cuando se mencionó a Siria y Corea del Norte, lo único que alcanzó a decir era que en “Siria tenemos un problema de muchas muertes”. El cuestionamiento continuó y se potenció con el dato: ¿Usted cree en un mundo sin armas que mueve 70 mil millones de dólares?  La respuesta fue desastrosa y es, en este momento, que debo dar el primer consejo de comunicación política de un catálogo que me he aventurado a escribir: debemos conocer de lo que vamos a hablar, sino estamos jodidos.

Y ahora viene lo grueso de la entrevista cuando se le consultó al vicepresidente: ¿Qué está pasando en Costa Rica?  Error garrafal número dos: Si acepto una entrevista sobre un tema en particular debo hablar de eso y nada más. No se ponga como pato a dispararle a las escopetas.

La respuesta sobre la realidad tica y la popularidad de doña Laura básicamente se enfocó en aceptar que existe una mala comunicación no siempre bien entendida, muy a pesar de las visitas de Obama (EEUU) y Xi Jinping (China).  Vale que no tenía a la mano el gran gasto en consultoría en Comunicación de la Presidencia.

Al final la metida de pata tocó hasta al entrevistador cuando nos confundió con Puerto Rico para variar, pero como eso tiene que ver con periodismo continuaré mi reflexión con el barrial de Piva en CNN.

Continuaron las referencias sobre lo complejo de gobernar en una Costa Rica, donde la Libertad de Expresión está por doquier. Hay que darle gracias al destino que en ese momento nadie le recordara a Camilo Egaña la Ley Mordaza en un tweet revelador.

Brutal asesinato de Jairo

Cuando al cierre de la entrevista se consultó si el Poder Ejecutivo promovía la impunidad ambiental y el irrespeto de derechos humanos en la zona donde falleció el ambientalista y rescatador de huevos de tortuga: Jairo Mora Sandoval.

La respuesta es una joya de un vocero de la “contra”:

“Alvaro Sagot -abogado ambientalista- se caracteriza por críticas muy duras ante el gobierno… esta es una zona donde se desembarca mucha droga hacia el norte… el muchacho se expuso ante narcotraficantes… pero esto es un especulación”, dijo Alfio Piva, cuando uno podía ver que su rostro suplicaba sácame del aire. Era el momento para llamar al Chunche Montero y decirle que “bajara el switch”.

Veamos algunos elementos y regla tres: Uno no dice lo que se le viene a la cabeza. Uno puede decir: “de eso no voy a hablar”.  Es bueno no saber en ocasiones…

Elementos: Los narcos necesitan la playa para trabajar con total tranquilidad en las noches y en declaraciones del vicepresidente el  joven Jairo no podía patrullar porque a esa misma hora coincidía con un mercado de la cosa blanca.

¿Decirlo estuvo bien? pues no. Para eso les dejo el video donde pueden estudiarse más elementos. Me encantaría tener un espacio para desmenuzar el asunto, aunque este  artículo no me lo permite.

Consejo número cuatro: Nunca envíen a firmar a un veterinario acuerdos de astronomía.  Y si lo hacen, no lo pongan a hablar en público y mucho menos a entrevistarse en CNN.

Al final esto solo deja un saldo positivo para doña Laura: quienes le piden la renuncia de ahora en adelante lo pensarán dos veces viendo las joyitas que tenemos de vicepresidentes.

Nota: entiéndase “contra” como un grupo de personas que pueden estar contentas y felices de las metidas de escarpines de la administración actual.

En este enlace podrán acceder a los siete minutos de fama de don Alfio: 

Solidaridad para mis colegas


Despidos han tocado la puerta de colegas  periodistas y quisiera con algunas reflexiones manifestarles mi solidaridad, pero también hacer con respeto una mirada crítica ante esos medios de comunicación, que decidieron aplicar la desvinculación como lo más práctico y sencillo. Entiendo como lo han justificado en sus comunicados de prensa su derecho de asomar la nariz hacia lo que ellos mismos justifican como desarrollo.
Ante esa realidad periodistas de pesohan dejado en estos días tal vez uno de los medios de comunicación más potentes del país -vía subscripciones- porque todos sabemos que el medio que más se vende a pregón: es otro. Así en plena navidad el desempleo se ha apoderado al camerino de la comunicación: asunto que me preocupa por la condición de vulnerabilidad en la que caen esos comunicadores y periodistas.
Siempre perder un trabajo es un asunto difícil de afrontar sino que lo digan esos protagonistas a viva voz. Estoy seguro que un patrono bien organizado y con tantos años en el periodismo hará bien las cosas respetando los derechos laborales de cada uno de sus empleados. En todo caso estaré vigilante y al tanto por el bien de nuestra gente. Creo que merece la pena.

Por eso hoy me solidarizo con compañeros, colegas y personas que aunque no conozco comprendo el difícil momento que atraviesan; a propósito de lo que significa trabajar donde uno es feliz y además le va bien. El despido y la pérdida de la estabilidad laboral es materia compleja, pero también cuando a eso se suma el prestigio de años de experiencia y el cotizarse en el mercado como un periodista de altos quilates.
Las posibles respuestas ante la búsqueda de nuevos cuadros se debe a la novedad periodística con características “especiales”. Tal parece que para ser periodista debe tomar el reporte de la noticia, llevar al hombro la cámara para hacer de fotoperiodista, contar con la versión en video de la historia, escribir en 120 caracteres para twittear una idea de lo sucedido y potenciar en medios sociales facebookeando el hecho y posiblemente me quedo corto. Porque también hay en el camino que inventarse la infografía y registrar en un discurso sencillo para la audiencia lo vivido con total objetividad. Entonces, ya sabemos que de buenas a primeras hacer noticia implica también ser un periodista 2.0 o como diría un amigo “ahora tenemos que ser soyla sino estamos jodidos”.
Dicen que los periodistas somos notarios de la esperanza pública y que la marca de un medio es su cabecera; más las marcas personales son esos periodistas que yo conozco y que vos también conocés y que constituyen un medio con nombre incluido.
Así que en esta navidad en solidaridad a mis colegas les recuerdo que los medios tienen su razón de ser en las audiencias. Pero a la mitad están quienes le dan vida a esa comunicación y son su respaldo en guardias de noches sin fin, en madrugadas de cumpleaños, cuando muchos huyen del epicentro ellos se encaminan a la noticia y hoy por hoy muchos le extrañaremos su pluma día a día porque son también razón de ser de los medios: los periodistas. Fuerza muchachos. Espero la academia aproveche esa experiencia para continuar con el legado de la comunicación y el periodismo sano: formar ciudadanos críticos… 

Vivir con valor

La anterior es una adaptación de la famosa pintura de Las Meninas, de Velázquez (Publicidad del Corte Inglés, España).
Este es un programa de Radio Nacional, producido por Katia Grau Ibarra en Radio UNED digital. Les comparto mis reflexiones sobre Derechos Humanos e imagen. Para ello, adjunto algunas imágenes que matizan mi discurso y ponen de manifiesto los deseos más profundos de los imaginarios sociales.

Más publidad…


Programa 1

Un perfume y estamos listos.

En otra posición: más de lo mismo.

Programa 2

Imágenes y su potencia

La belleza vende: ¿verdad?

* Para esta entrada he decidido no colaborar en la revictimización terciaria de las personas que por alguna razón son noticia. Para ello, les propongo escuchar el programa producido por Radio UNED y presentado por Katia Grau Ibarra junto con las reflexiones expuestas.