Cuando la ausencia habla…

Andrea Alvarado cuando ganó el Premio Nacional Angela Acuña

En el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres se nos presenta un documental potente donde la herencia la dejan quienes ya no están.
Anclado en la trayectoria en el abordaje de las perspectiva de género que tiene Radio Internacional Feminista: Andrea Alvarado, académica, investigadora y productora audiovisual de la Universidad de Costa Rica (UCR) realizó este documental que se presentará este 25 de noviembre a las 6:00 PM en el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH).
Este es trabajo de comunicación feminista que cuenta la historia de ocho jóvenes brutalmente asesinadas en un campo algodonero en Ciudad Juárez, una peligrosa ciudad fronteriza al norte de México. En noviembre del 2009 la Corte Interamericana de Derechos Humanos  condenó al Estado mexicano por violar derechos humanos en los casos de feminicidio sucedidos en contra de Esmeralda Herrera Monreal, Laura Berenice Ramos Monárrez y Claudia Ivette González, dos de ellas menores de edad, y por la violencia estatal ejercida en contra de sus familiares. 
Para ello, el documental profundiza en los hechos que hicieron de estos asesinatos un caso paradigmático, no sólo porque ejemplifica la terrible situación de las mujeres ante la violencia sino porque muestra cómo el proceso judicial fue viciado y cómo el gobierno no cumplió con su obligación de prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres. La sentencia detalla la responsabilidad internacional de México y es una potente herramienta para quienes estudian el garantismo de los derechos humanos. 
Con la fuerza de los testimonios y la cercanía de un lente respetuoso de las víctimas la madre de una de las jóvenes asesinadas, Irma, nos cuenta su historia desde la desaparición de Esmeralda hasta desembocar en la explicación del proceso en el Sistema Interamericano de protección de derechos humanos. “Este documental es parte de la justicia para las muertes de Juaréz y para con sus familias”, recordó Alvarado destacada periodista. 

Este trabajo audiovisual nos hace memoria de una clara violación a los derechos humanos de las mujeres. Pero también muestra una lucha emprendida ante el Sistema de Protección que logró reivindicar la herencia de las ausentes. En una sentencia conocida como Campo Algodonero encontramos una herramienta útil en la defensa de los derechos de las mujeres en todo el mundo.

DECIDIDO

Dr. Marlon Mora, periodista, académico e investigador. 

Por la comunicación
DECIDIDO
En los últimos años mi trayectoria en el Colegio de Periodistas (Colper) ha sido de compromiso, esfuerzo e iniciativas en el marco de un trabajo y una participación activa como miembro de la Junta Directiva.
Más de dos años y medio atrás escribí una idea para acceder con un equipo a la dirección del Colper y se avanzó en ese cometido, pero quedando algunos pendientes a la fecha.
Razones fuera de mi voluntad me hicieron retirarme, a raíz de lo cual me encontré con colegas, amigos y comunicadores, que me manifestaron su simpatía por mi labor como académico, profesional y emprendedor.
Esto me ha permitido mirar desde afuera y potenciarle nuevos bríos.  Con el paso de los meses emergieron más amigos que me han impulsado a continuar esas ideas pendientes.
Medité, puse estas ideas en una balanza y tomé la decisión formal de aspirar a la Presidencia del Colegio acompañado de un valioso grupo de colegas.
En el camino, más profesionales me han manifestado su deseo de acompañarme en este proceso, inclusive, algunos retirados de gran trayectoria están dispuestos a regresar al Colper conociendo este grupo lleno de liderazgo y compromiso, todas las personas suman y las múltiples opiniones favorables me dan la confianza de presentar mi nombre para este próximo proceso electoral.
Los invito a ser parte de este grupo que encabezo para llevar el Colegio por un rumbo que merece, invitándoles a presentar las iniciativas que ayuden a cumplir ese cometido.

Los 4 fantásticos

Si bien esta es una historia ficticia puede tener algún parecido casual con la campaña de votos de unos hombres deseosos de llegar a la presidencia.
Esta es la historia de Periquito, Doc, Pacman y Jotaeme: todos varones de una misma patria con ideas diferentes y visiones totalmente dispares de cómo debería ser la comarca.
Jotaeme es un hombre joven, inteligente, de un verbo potente y yo diría que hasta con la elegancia suficiente para decir que se la juega. Con una vida intachable y una experiencia hacia la izquierda. La actualidad lo pone como un candidato de medios sociales y con altos quilates para la juventud; una, que fijo votará por él.
Pacman es un intelectual, capaz, jovial y de experiencia política aunque aún no la muestra (yo diría que tiene colmillo en sentido positivo). Sin haber sido invitado a la fiesta llegó. Sin haber hecho mucha alharaca logró su cometido. Empero, la falta de energía en sus palabras y algunos miedos en el camino tendrán que dejarse de lado si de veras quiere la primera silla de Zapote.
Al Doc le precede haber administrado una de las instituciones del Estado más queridas. Además su historial de curador hace juego con un futuro que lo pone hoy por hoy como el candidato que más huevo ha recibido -las donaciones sobrepasan a todos los demás aspirantes-. Un grave punto en contra es tal vez su cercanía con un gran señor de la política, pero también un hombre relacionado íntimamente con Yepeto: el famoso Pinocho.
Periquito es un político de años de experiencia.  Su administración diamante tal vez potenció su puesta en escena en las encuestas nacionales. Hoy por hoy aparece como el señor a desbancar, pero parece estancado.  Una reciente asamblea le dio visto bueno de líder, pero quienes conocen su partido saben que él no manda ahí, sino que le están dejando llegar…
Situación electoral…
A juzgar por las encuestas y los datos que a sensibilidad puede leer uno: Jotaeme logrará grandes cosas, crecerá en los próximos meses, pero no llegará muy lejos. Su potencia será llevar unos como él a Cuesta de Moras donde fue un ejemplo para sus copartidarios.
Pacman enfrenta tal vez un gran dilema ante un partido que no se junta ni para contar votos, pero se espera que al igual que Jota crezca y haga un papel importante.  El sueño de llegar al poder necesita de un cuota de convicción y gallardía, que deberá pulir ya; si quiere algo más que unos muchachos en la asamblea.
El Doc va callado tal vez no crezca mucho en estos días, pero el dinero que han puesto sus arcas cuenta, ténganlo por seguro. Por otro lado, la designación de varios políticos hábiles en la campaña le dan mérito para ser aspirante de final.
Periquito tiene un pequeño problema: llegó al tope. Se suman algunas dificultades que deberían tomarse en cuenta: los Peace brothers y el Hijo del Caudillo parece nunca le darán la bendición y tenerlos en contra siempre es ir perdiendo; los medios en las últimas semanas han estado escarbando y eso le hace ruido aunque no quiera. El no participar en debates y temerle a la crítica es un grave error.  Sin los grupos de poder, sin un mass media interactivo y con los escarpines escondidos no se ganan elecciones.
Así como se ve el panorama podría estar pintando para una segunda ronda donde el más no siempre es el que llega hasta el final. Sino si acaso a la rotonda de la Guacamaya. Recuerden que esto se puede parecer a la realidad, pero también puede ser la realidad…

Zapote´s House

Providencia y emprendedurismo social

En la vida uno tiene el gusto de coincidir con personas que solo el destino le puede dar y ese es el caso que les quiero compartir; lleno de responsabilidad y amor por el prójimo e impulsor de una nueva manera de ver al mundo desde lo empresarial y social llamado Jóvenes Embajadores.

Parte del liderazgo de Jóvenes Embajadores yace sobre Steven Fonseca, un muchacho joven, valiente, luchador, profesional, educado, esforzado, de esos muchachos que nunca le dicen que no a un reto. Debo confesar que es mi amigo: un emprendedor.

El Proyecto de Jóvenes Embajadores tiene una estrategia innovadora que involucra tres elementos el deporte, la educación técnica y la participación de actividades de emprendurismo social”, dijo Steven mientras le brillaban los ojos por haber logrado ganar un concurso impulsado por la Embajada Americana.

Para este proyecto, el deporte funciona como un señuelo para atraer y motivar a los jóvenes a completar sus estudios y desarrollarse integralmente como profesionales. El objetivo de la participación en actividades sociales y de impacto a la comunidad.

La ambición de este proyecto es además despertar en los adolescentes la sensibilidad por las necesidades sociales, económicas y ambientales de las comunidades costarricenses, y facilitarles las herramientas necesarias para convertirse en futuros emprendedores sociales, que pondrán sus capacidades al servicio de la gente.

Su origen

Su fenomenal arranque tiene un camino recorrido, pero fue hasta hace unos días que este grupo de ex becados de la Embajada Americana con jóvenes heredianos fue seleccionada como uno de los ganadores de la competencia del Departamento de Estado Alumni Engagement Innovation Fund. En el concurso participaron 700 proyectos de 119 países  y Jóvenes Embajadores resultó el proyecto ganador.

Sin embargo, en este artículo la noticia no es haber ganado sino que su trabajo ha sido sostenido por la buena voluntad, la participación activa y por el verdadero significado de lo que es un emprendedor social.  

El proyecto actualmente ayuda a jóvenes en situación de riesgo social en la zona de Heredia a través del fútbol, las clases de inglés y  la formación de líderes con actividades de servicio a la comunidad.

De esto modo sus intervenciones en las comunidades ha representado una importante lucha que merece la pena que se reconozca y se valore porque muchos de esos jóvenes representan un futuro mejor para nuestro país, para sus familias, pero más importante para ellos mismos.

Los depositarios de esta alegría

La cantidad de beneficiarios directos son 200 adolescentes de entre 12 y 15 años, 45% son mujeres, el 100% son adolescentes que van a participar en clubes deportivos, cursos de inglés y actividades de emprendurismo.  Por eso yo quisiera que este país tenga más Steven, pero al menos la vida me dio el privilegio y la providencia de coincidir para aprender que el respeto al prójimo está en la acción potente donde me convierto en alguien sensible a la solidaridad, vulnerable al amor y capaz de hacer humanidad.

Felicidades querido amigo,  embajador del mundo: hombre bueno. 

Anestesia electoral

En la actualidad el quehacer político de la información se encuentra en manos de actores mediáticos que han sustituido al comunicador tradicional para transformarse en uno nuevo muchas veces poco crítico y sin profundidad en investigación.  

Para eso, los candidatos deben tener un encargado de administrar cuentas sociales, elaborar videos interactivos y construir una imagen de la campaña electoral algo fundamental en estos tiempos.  El problema no es llegar ya se constató con la actual administración Chinchilla, que ganó elecciones por vapuleada y en plena popularidad.

Tal parece que de la mano del marketing político se utilizan imágenes que hacen destronar las palabras y sobrevalorar aquella caja de resonancia con iconografías sexis en movimiento: tal parece que pasamos del homo sapiens a un homo videns decía Giovanni Sartori.

Entiéndase a ese homo videns como uno incapaz de poder comprender abstracciones o conceptos. Esa cinematografía de la realidad parece ha impactado el imaginario social con una anestesia que hace del proceso electoral olvidar el pasado.  Y darle el voto al que lidera la cosa…


Anestesia política

Merece analizarse

¿Porqué cuándo con dos malas administraciones de un mismo partido se mira tan fácil ganar por tercera vez? Además tendríamos que echar muy para atrás para encontrarnos dos gobiernos de baja popularidad (Arias – Chinchilla) y con un futuro presidente de la misma cepa (Johnny Araya). ¿Extraño no?

Por eso merece la pena estudiarse y analizarse esta triada al hilo: asunto en el que la culpa cae sobre los hombros de quienes se llaman oposición.

Tal parece que para la nueva “society”  el atributo más destacado sería proyectar imagen, tener cierto dominio del lenguaje y vestir a la moda. Como un George Clooney de la política con todo y “performance”.

En materia de coalición hemos expresado nuestros análisis. Pero debemos decir que a dos semanas del cierre de esas posibilidades los grupos que se afincan para armar la resortera de la alianza no tienen potencia para ganarle a los llamados verdes.

Y esto no por falta de gente que les apoye sino por la poca capacidad para unificar ideas y pensar en un país diferente -de todo lo que han criticado- de quién gobierna.

La memoria colectiva debería recordar los partidos que fueron pendejos para poder poner otra realidad en el camino. Y los nombres que aparecerán más tarde para una coalición electorera serían oportunistas y mentirosos si dicen que lo hacen por amor a la patria. La oportunidad es ahora: es ya.  Sino son más de lo mismo.

Amar el periodismo no justifica “un empujón

El periodismo es una maravillosa experiencia de vida. En ocasiones se potencia mucho el profesional que cubre “un hecho en la calle” versus ese compañero que hace comunicación en instituciones.

Hace unas horas una colega sintió que los limites entre la búsqueda de la noticia y el marco de responsabilidad de quién informa tocó esa frontera invisible. Ante esto me animé a publicar este pequeño post “antipopular”, que titulé los cinco elementos básicos de la camaradería:

“El buen periodismo, además de la descripción de un acontecimiento, tiene la explicación de por qué ha sucedido; en el mal periodismo, en cambio, encontramos sólo la descripción, sin ninguna conexión o referencia al contexto histórico”, eso no lo digo yo -Ryszard Kapuscinski- lo dicen los intelectuales en las escuelas de periodismo.

Entonces para hacer buen periodismo entre iguales se necesita:
1. Caminar en la dirección correcta -sin tropezones-, informar con respeto y amar lo que se hace.

2. Cuidar a nuestros colegas, no pasarles por encima, apelar a las reglas básicas de buen comportamiento, porque al final del camino “somos de los mismos”.

3. La vida nos lleva por muchos rumbos, pero también nos enseña a no escupir muy alto: mañana es un misterio.
4. No olvidemos que la mejor noticia no es la que se da primero sino la que se da bien. 
5. Existen muchas más reglas para hacer periodismo entre iguales: vos y yo las conocemos, no nos hagamos. Pero tal vez lo elemental lo dijo un hombre sabio que enseñaba derechos humanos: amar al prójimo nunca cae mal. ¿Verdad?


Y para quienes justifican que aman el periodismo y que los colegas institucionalizados son unos “pendejos” yo solo les digo, que se hablen con el que promulgó aquellas sabias palabras. Salú.

Vocero de la “contra”

El riesgo de aparecer en CNN en español

Quisiera referirme sobre un tema muy importante en los últimos meses: la comunicación política institucional y los horrores de Casa Presidencial.  Si en algo el periodismo tiene que pagar los platos rotos deberían revisar mi artículo anterior sobre una entrevistarealizada por Gerardo Zamora de Canal 7 a la Presidenta Laura Chinchilla.

Para esta publicación me referiré a los siete minutos treinta segundosde vocería de la “contra” que nos dio Alfio Piva, nada más y nada menos, que en CNN. En el programa Encuentro de Camilo Egaña se entrevistó al vicepresidente de la República de Costa Rica en el marco del Tratado de Armas para meterlo en camisa de once varas.  Y para este caso aplica “le quedó grande la yegua”.

Para iniciar el des-Piva no sabe ni siquiera saludar. Al responder la cortesía del presentador lo único que les puedo decir es que arrancó lo más aburrido posible: algo elemental para comunicarse con la audiencia: hablar bien y apropiarse.

Mientras las palabras iban y venían el periodista trató de dejarle claro la poca posibilidad del Tratado de Armas cuando aún no cuenta con el apoyo de los Estados Unidos y le dijo que existe una clara reticencia.  La respuesta sencilla y sin darle mucho ánimo fue “comprendemos”.

Cuando se mencionó a Siria y Corea del Norte, lo único que alcanzó a decir era que en “Siria tenemos un problema de muchas muertes”. El cuestionamiento continuó y se potenció con el dato: ¿Usted cree en un mundo sin armas que mueve 70 mil millones de dólares?  La respuesta fue desastrosa y es, en este momento, que debo dar el primer consejo de comunicación política de un catálogo que me he aventurado a escribir: debemos conocer de lo que vamos a hablar, sino estamos jodidos.

Y ahora viene lo grueso de la entrevista cuando se le consultó al vicepresidente: ¿Qué está pasando en Costa Rica?  Error garrafal número dos: Si acepto una entrevista sobre un tema en particular debo hablar de eso y nada más. No se ponga como pato a dispararle a las escopetas.

La respuesta sobre la realidad tica y la popularidad de doña Laura básicamente se enfocó en aceptar que existe una mala comunicación no siempre bien entendida, muy a pesar de las visitas de Obama (EEUU) y Xi Jinping (China).  Vale que no tenía a la mano el gran gasto en consultoría en Comunicación de la Presidencia.

Al final la metida de pata tocó hasta al entrevistador cuando nos confundió con Puerto Rico para variar, pero como eso tiene que ver con periodismo continuaré mi reflexión con el barrial de Piva en CNN.

Continuaron las referencias sobre lo complejo de gobernar en una Costa Rica, donde la Libertad de Expresión está por doquier. Hay que darle gracias al destino que en ese momento nadie le recordara a Camilo Egaña la Ley Mordaza en un tweet revelador.

Brutal asesinato de Jairo

Cuando al cierre de la entrevista se consultó si el Poder Ejecutivo promovía la impunidad ambiental y el irrespeto de derechos humanos en la zona donde falleció el ambientalista y rescatador de huevos de tortuga: Jairo Mora Sandoval.

La respuesta es una joya de un vocero de la “contra”:

“Alvaro Sagot -abogado ambientalista- se caracteriza por críticas muy duras ante el gobierno… esta es una zona donde se desembarca mucha droga hacia el norte… el muchacho se expuso ante narcotraficantes… pero esto es un especulación”, dijo Alfio Piva, cuando uno podía ver que su rostro suplicaba sácame del aire. Era el momento para llamar al Chunche Montero y decirle que “bajara el switch”.

Veamos algunos elementos y regla tres: Uno no dice lo que se le viene a la cabeza. Uno puede decir: “de eso no voy a hablar”.  Es bueno no saber en ocasiones…

Elementos: Los narcos necesitan la playa para trabajar con total tranquilidad en las noches y en declaraciones del vicepresidente el  joven Jairo no podía patrullar porque a esa misma hora coincidía con un mercado de la cosa blanca.

¿Decirlo estuvo bien? pues no. Para eso les dejo el video donde pueden estudiarse más elementos. Me encantaría tener un espacio para desmenuzar el asunto, aunque este  artículo no me lo permite.

Consejo número cuatro: Nunca envíen a firmar a un veterinario acuerdos de astronomía.  Y si lo hacen, no lo pongan a hablar en público y mucho menos a entrevistarse en CNN.

Al final esto solo deja un saldo positivo para doña Laura: quienes le piden la renuncia de ahora en adelante lo pensarán dos veces viendo las joyitas que tenemos de vicepresidentes.

Nota: entiéndase “contra” como un grupo de personas que pueden estar contentas y felices de las metidas de escarpines de la administración actual.

En este enlace podrán acceder a los siete minutos de fama de don Alfio: 

El periodismo se conmemora sin pendejadas…

– Por los valientes, los nobles, los buenos: esos periodistas de calidad que nos señalan la ruta.
– “Aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo”, García Márquez.

El día del periodista no es para celebrarlo, sino para hacer una retrospección interna país y recordar la raíz que le dio vida. Hoy no es un día para recibir mensajes cursis,  presentaciones animadas con peluches saltarines que recuerden la belleza de uno de los oficios más nobles, tampoco es motivo de “post” en medios sociales creativos que recuerden que somos el cuarto poder, menos un degradante meme que diga “Aló, feliz día”. Todo lo contrario el día del periodista es un momento especial para reflexionar y conmemorar lo meritorio de muchos valientes que decidieron dar su tiempo como servidores ciudadanos.
Es el momento perfecto para reconocer en el periodista acucioso que investiga, escarba, sistematiza y jerarquiza para mostrar a la audiencia la verdad. También es buen momento para agradecer al que trabaja 24/7 con pasión, esmero, cariño y respeto para quienes al final reciben su columna: su resultado final de la dura calle.
Por todos. Merece la pena reconocer que en el día del periodista son muchos los protagonistas anónimos, sujetos tácitos de una historia que nadie conoce. Por eso, hay que recordar que no solo son esos eruditos que desde su trinchera hacen noticias: esto del periodismo es más. 
Este día se conmemora…
Un día para conmemorar la valentía del noble fotógrafo, del inspirado hacedor de medios sociales, del colaborador con la infografía para hacer más entendible aquellos números para nada blancos o del que después de la cobertura ruda te da un hombro para apoyar y seguir la jornada. Es un buen día para decirles a los compañeros, colegas y amigos: “gracias”.
Antecedente. El día del periodista tiene en su memoria uno de los sucesos más nefastos del periodismo nacional, el Atentado de La Penca; aquel hecho provocó el fallecimiento de un total de siete personas entre ellos dos costarricenses y una extranjera, todos parte de la prensa que dio cobertura internacional en nuestro vecino país de Nicaragua. A ese inventario de fallecidos habría que sumarle 22 heridos que en la actualidad afrontan discapacidades físicas, pero también de esas que se cargan al ver a un amigo o un colega en su momento último de la vida.
En la actualidad hay ocho costarricenses que sobrevivieron al atentado y que hoy por hoy esperan justicia en el Sistema Interamericano luego de casi tres décadas de impunidad. Un asunto que debe impulsarse desde diferentes ámbitos: la academia y el gremio; por solidaridad.  Esa es una tarea pendiente y debemos recordarla en este día.
Nada de intimidar al gremio. Luchas como la Ley de Delitos Informáticos y hoy el Premio Pío Víquez ponen en la picota que el periodismo es más que asuntos accesorios: somos parte del tanque de pensamiento de un país, de la vida nacional y de la necesidad de vociferar un cambio urgente.  Con premios, sin premios, contra corriente el periodista siempre deberá informar bien: esa es la premisa.
Y definitivamente para conmemorar este día hay que decir: “Aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo”, García Márquez.  El resto es puro cuento. 

La entrevista de Gerardo Zamora a Laura Chinchilla

Producto completo: ejercicio académico.Muchas personas que conocen mi trabajo en votoCRme han solicitado, que me refiera sobre la entrevista que le hiciera el periodista de Canal 7, Gerardo Zamora a Laura Chinchilla.

Mucho se ha comentado al respecto en diferentes medios e inclusive en días pasados la directora, Pilar Cisneros, le dio una entrevista a Hablando Claro, programa de Radio para cerrar el caso -por cierto como ejercicio de vocería doña Pilar lo hizo excelente-.

Ante esto quisiera con todo respeto reflexionar sobre la importancia de este género periodístico y hacer un análisis de la semiótica presente en las imágenes. Aunque esto podría ser muy amplio he decidido resumirlo en cinco puntos y retomarlo en mi clase de Imagen Periodística.

Entonces hablaré de lo que no se ha dicho.

Lo primero que debemos como comunicadores reconocer es que la entrevista política tiene una serie de características y la potencia de esa labor tiene su epicentroen lograr decir algo nuevo, actual, crítico que tenga “punch” con la audiencia.

Tal vez el otro elemento importante lo dijo muchas veces una de las mejores entrevistadoras que ha tenido el mundo, Oriana Fallaci, periodista italiana, ella decía que la entrevista debería tener preguntas rudas y suaves, ácidas y de respiro; no todo es machacar, machacar y machacar.

Decirle algo negativo al trabajo de Gerardo sería ingrato, porque como profesional estoy seguro preparó su material cuidando todos los detalles.  Y ese es su estilo. Lo respeto, pero en el análisis uno puede decir que no logró ese “punch”, ni tampoco ese balance en las preguntas. Esto no le quita nada en su trayectoria, solo una oportunidad que considero era divina para darle a la audiencia lo no contado por la presidenta.

Ahí es donde entra el tercer elemento y tiene que ver con las personas al otro lado de la pantalla, las imágenes y el “punch” de las preguntas. A mi gusto en el arranque una imagen de la presidenta subiendo al helicóptero no era necesaria. La toma hace una reseña de Laura Chinchilla con pantalón blanco y de espaldas mientras se acomodaba en la aeronave. Eso no me gustó, pero son gustos.

Insistir en Óscar Arias y no preguntar al hueso es una debilidad; en algún momento sentí que las preguntas la revictimizaban como mujer, pero no por considerarlas fuertes sino porque eran planteadas sin el debido respeto después de todo es nuestra presidenta, pero también una mujer. Para entender mi reflexión bastaría con preguntarse: ¿usted le haría esa pregunta a la jefa? Tratarla a ella de  títere y segundona es un claro ejemplo. Pero esperar a los anuncios para hacerlo; lo hizo más evidente: ¿En algún momento usted ha sido segundona, títere de don Oscar? Ella un títere, el otro don Óscar… eso no era necesario, digo yo.

Cuarto elemento cuando un periodista hace una entrevista es fundamental manejar el hilo conductor y hasta “tirar línea”.  En este caso puedo decir que la señora presidenta salió bien parada: se la jugó como dicen. Respondió lo que quiso y salió en el medio más importante de este país, eso es comunicación política también.

Quinto elemento: en la televisión se tiene oportunidad de darle a la audiencia emociones. Y el preguntar de manera “pelada” si ha llorado no creo que sea lo idóneo, la alternativa estaba a boca de cañón; es una lástima. La respuesta era de esperarse y su sinceridad me gustó:  ella dijo “sí he llorado”.

Hacer periodismo es complejo, hacer una entrevista con las características que necesitan los ciudadanos es todavía una necesidad en nuestro país. Nos queda de tarea en nuestro gremio. 

Solidaridad para mis colegas


Despidos han tocado la puerta de colegas  periodistas y quisiera con algunas reflexiones manifestarles mi solidaridad, pero también hacer con respeto una mirada crítica ante esos medios de comunicación, que decidieron aplicar la desvinculación como lo más práctico y sencillo. Entiendo como lo han justificado en sus comunicados de prensa su derecho de asomar la nariz hacia lo que ellos mismos justifican como desarrollo.
Ante esa realidad periodistas de pesohan dejado en estos días tal vez uno de los medios de comunicación más potentes del país -vía subscripciones- porque todos sabemos que el medio que más se vende a pregón: es otro. Así en plena navidad el desempleo se ha apoderado al camerino de la comunicación: asunto que me preocupa por la condición de vulnerabilidad en la que caen esos comunicadores y periodistas.
Siempre perder un trabajo es un asunto difícil de afrontar sino que lo digan esos protagonistas a viva voz. Estoy seguro que un patrono bien organizado y con tantos años en el periodismo hará bien las cosas respetando los derechos laborales de cada uno de sus empleados. En todo caso estaré vigilante y al tanto por el bien de nuestra gente. Creo que merece la pena.

Por eso hoy me solidarizo con compañeros, colegas y personas que aunque no conozco comprendo el difícil momento que atraviesan; a propósito de lo que significa trabajar donde uno es feliz y además le va bien. El despido y la pérdida de la estabilidad laboral es materia compleja, pero también cuando a eso se suma el prestigio de años de experiencia y el cotizarse en el mercado como un periodista de altos quilates.
Las posibles respuestas ante la búsqueda de nuevos cuadros se debe a la novedad periodística con características “especiales”. Tal parece que para ser periodista debe tomar el reporte de la noticia, llevar al hombro la cámara para hacer de fotoperiodista, contar con la versión en video de la historia, escribir en 120 caracteres para twittear una idea de lo sucedido y potenciar en medios sociales facebookeando el hecho y posiblemente me quedo corto. Porque también hay en el camino que inventarse la infografía y registrar en un discurso sencillo para la audiencia lo vivido con total objetividad. Entonces, ya sabemos que de buenas a primeras hacer noticia implica también ser un periodista 2.0 o como diría un amigo “ahora tenemos que ser soyla sino estamos jodidos”.
Dicen que los periodistas somos notarios de la esperanza pública y que la marca de un medio es su cabecera; más las marcas personales son esos periodistas que yo conozco y que vos también conocés y que constituyen un medio con nombre incluido.
Así que en esta navidad en solidaridad a mis colegas les recuerdo que los medios tienen su razón de ser en las audiencias. Pero a la mitad están quienes le dan vida a esa comunicación y son su respaldo en guardias de noches sin fin, en madrugadas de cumpleaños, cuando muchos huyen del epicentro ellos se encaminan a la noticia y hoy por hoy muchos le extrañaremos su pluma día a día porque son también razón de ser de los medios: los periodistas. Fuerza muchachos. Espero la academia aproveche esa experiencia para continuar con el legado de la comunicación y el periodismo sano: formar ciudadanos críticos…