Esa Liga que merecemos

En la Liga Deportiva Alajuelense (LDA) las cosas andan mal hace varios campeonatos. La realidad institucional se nota en el Estadio Alejandro Morera Soto: con baños, que aún funcionan como las cantinas de los pueblos de antes -donde ponen a correr el agua como si fuese un recurso inagotable-. La reciente salida de Mauricio Montero desnuda profundos desafíos a todos los niveles: dirigencia, ligas menores, primer equipo, infraestructura y comunicación con sus aficionados.

Mucha expectativa se ha tenido con los cambios en las juntas directivas de los llamados equipos grandes; la Liga no fue la excepción ante la llegada de don Fernando Ocampo: su formación académica, experiencia internacional y contactos en la política doméstica era una carta de esperanza.

Sin embargo, en la Liga esa mano articuladora de un renacer de sus juventudes y un equipo de la calidad para medirse a sus acérrimos rivales no ha sido posible. Los cambios han sido cosméticos y sin ninguna articulación entre ligas menores, afición y jugadores de primera

Esta experiencia de administración en la Liga nos deja una clara enseñanza. Si usted se mete a la política futbolera: aguante; pero sobretodo traiga buenas ideas porque el equipo como nunca está tocando suelo y cada vez son menos los baluartes en el césped de Alajuela.

En el fútbol como en la vida hay que tener hambre. Y en ese equipo no se nota ese deseo de comerse el mundo, le queda grande la talla de león, no se nota amor por la camiseta rojinegra y el lema de garra y corazón está escaso entre los futbolistas llamados a representarlo.

Inclusive, Wilmer López un ídolo de la afición ha estado expuesto y ante la salida de Mauricio Montero se dicen muchas cosas. Yo aprendí algo del poco fútbol, que alcancé a practicar: lo que sucede en la cancha se queda en la cancha, lo que pasa en el camerino se queda en el camerino y si hay una decisión que tomar se hace administrativamente con la elegancia de una institución como lo es la LDA -todo ese paquete ha estado ausente por años-

A mi forma de ver la comunicación política manuda es una cadena de “tortas”: el error más grande fue dejar ir al entrenador colombiano Hernán Torres del Morera Soto. Presencié muchos partidos en el Estadio y su carácter siempre reflejó los valores de quienes somos liguistas.

Y podemos seguir sumando: la expulsión del cuerpo técnico mediante un mensaje de WhatsApp a Javier Delgado, “el Sheriff”, retrató de cuerpo entero quién manda y cómo lo hacen; no conocen de delicadeza y menos de respeto por el recurso humano. Sigamos metiéndole a esta sumatoria: la llegada de Benito Floro fue una mala decisión -si uno piensa en un equipo que no le sobra la plata-, quién se animaría  traer una deuda de ese tipo; pero hoy en retrospectiva podemos ver que no toda la culpa es del español. Inclusive, se rescatan las canchas para ligas menores sobre la ruta 27 y la gramilla del Morera.

Y los peques…

Sobre una materia que puedo hablar con autoridad son las ligas menores, porque mi hijo tiene más de cuatro años en la escuela y aunque los padres de familia son muy comprometidos con los procesos y la camaradería: en la Liga no se da ningún motivo para quienes son su cantera.

En estos cuatro años por iniciativa de la administración nunca un jugador a pasado a saludar, menos un directivo, tampoco han convocado a una reunión para promover valores humanistas en la cancha -algo que si ha liderado un grupo de padres de familia mediante una Copa que estimula las buenas relaciones entre los equipo rivales-.

Yo he visto futbolistas jóvenes que son diamantes y es muy seguro que sean verdaderos crack en sus barrios: el salto depende de la orientación, del manejo de la humanidad, del fortalecimiento profesional, de la capacidad para darles herramientas dentro y fuera de la cancha; pero todo eso no se está haciendo. ¡Ven porque hace cuánto no vemos un carajillo brillar de liga menor! Las cosas no son como son, son como somos.

Sobre los futbolistas creo que eso de que un deportista no tiene el nivel para usar la camiseta  puede ser cierto y falso. Hay muchos ejemplos de cómo un grupo bien orientado y dirigido puede responder; lamentablemente no es este el caso.  Solo quisiera recordarles dos jugadores checos que jugaron con el primer equipo en diferentes tiempos: a inicios de los años noventas Pavel Karoch no tenía pinta de nada y se comió la media cancha: por cierto logró un campeonato. Luego igual pasó con Josef Miso, que en su debut no pudo ni siquiera jugar un partido completo: el calor de Guanacaste lo aniquiló, pero luego se convirtió en el “gran matador”. Por eso casualmente, los atletas necesitan la oportunidad, el tiempo, el ritmo y la buena gestación del deporte profesional.

El trato del recurso humano es complejo, pero urgente y Wilmer no ha sabido manejar, ni comunicar correctamente: así es como  un ídolo como él sale quemado. Para muestra solo basta chequear el propio comunicado oficial del equipo rojinegro donde se refiere al jugador más venerado y respetado como el “Chunche”, cuando por su recorrido en la institución merece tratársele como quién es Mauricio Montero: esas habladas están para otros espacios menos las oficiales.

La Liga está en crisis; vale poco, y su afición le es fiel: duele decirlo, pero no tenemos casi nada. Y aunque suene extraño y paradójico eso no le conviene al fútbol costarricense: merecemos algo mejor.

Alejandro Morera Soto (1909-1995), exjugador y símbolo del equipo rojinegro.

El valor de tu recuerdo

Edgar mi amigo de Ángeles…

Hace algunos años conocí a un joven tenía unos 16 años en aquel entonces. Mi primer encuentro con él sería en un partido de décimos en el Colegio Los Ángeles. Yo era el “nuevo” para ese momento; bastante desadaptado, antisocial e incapaz de comunicarme para todas las audienciasvale que esa temporada se acabó con el paso del tiempo-.

La verdad es que yo venía de otro colegio y aquel cambio fue como un frentazo  a la puerta de cristal de un centro comercial mientras tu “crush” con total indignación te mira con indiferencia por aquella escena.

Volviendo a aquel partido yo era un defensa lateral y mi protagonista, un delantero de lujo: un “milpa” legítimo, pero goleador por los cuatro costados. Nuestra mejenga oficial entre sesiones fue simpática; la mejor jugada la puse con un remate de larga distancia que se ganó la reputación de un anuncio de la época, que decía según Ricardo Cordero -conocido como Richie-: “Marlon de pepperoni”.

Compartimos bastante para nunca haber coincido en una clase debo confesar que siempre lo admiré por ser tan buen estudiante inclusive la profesora de inglés -no querida por muchos- lo apreciaba en paleta. Ya más recientemente gracias a Facebook nos reencontramos y tuvimos largas conversas.

Este artículo lo he tenido guardado en mi corazón, porque creí que con tu partida no estaba listo y aún menos reposado para darle viaje y hoy me animé en tu memoria, pero aún más porque necesitaba sacarlo. Hay días que uno necesita desahogar y desinflamar la palabra.

Como les comentaba gracias a las redes sociales intercambiamos “likes” hablamos escribiéndonos y hasta pactamos un encuentro en mi casa: recuerdo que en un rezo del niño llegó con su pareja un chiquilla buena gente, que se veía babeaba por él.

Debo decir que no llegó a rezar, pero si alcanzó a comer algunas cosas que preparamos. Ese día fue muy lindo me dijo algunas de sus añoranzas y las conversaciones las elevamos a una llamada telefónica larga y tendida.  Por respeto a nuestras infidencias solo alcanzaré a decir que con esas horas de mensajeo y “hablada” logré conocer a ese otro ser humano, que no había alcanzado a encontrar antes.

Ese día me habló de su casa, lo que admiraba el hogar y lo que le gustaría tener en el futuro. Sus sueños de médico y su amor por el servicio a los demás. Debo decir que su partida me dio un golpe bajo; teníamos planes a su regreso al país luego de su estancia.

Lamento mucho, que un ser humano tan extraordinario como Edgar se nos haya ido. Hoy más que nunca te recuerdo y  por eso hago merito a tu vocación y compromiso dedicándote unas palabras en mi blog, que tenía meses de no recibir ni una sola letra. Se te extraña campeón. Gratitud siempre para vos por esa atención médica justa, que sigue fresca en mi memoria.  Por siempre en muchas de mis palabras está tu sabiduría prematura: ¡Ves como ni la muerte pudo con nosotros! Gracias Edgar, querido amigo.

Cuando la humanidad postergó su camino

La actualidad nos enfrenta ante un camino que sigue el ritmo boyante de quienes ponen de primero la utilidad entendida desde la ganancia: esa manita feliz con caritas de emoticón que se visualizan y ponen todo en términos de qué nos gusta.

Esas dinámicas en redes crean temas de tendencia (trending topics) que pueden meter a más de uno en graves problemas: políticos, empresarios, marcas, ciudadanos anónimos, grupos vulnerables: nadie se salva. Lo importante en todo este contexto es reconocerlo y saber como enfrentarse ante las nuevas dinámicas de ese espacio social.

Vivimos una doble moral en muchos ámbitos de la vida, que extiende su poder hasta esas redes donde un suspiro de diferencia merece la bofetada más grande.

He visto vociferar indignaciones tan falsas como la asistencia a un evento en facebook. Una carita repleta de lágrimas por el maltrato animal cuando nunca han acariciado ni la colita de una mascota. O el tweet que se aprovecha del anonimato para irrespetar el honor de las personas.

Por eso, la construcción del ese espacio digital necesita compromisos de las personas por un bienestar común donde la solidaridad sea tema primario y el recurso humano esté ligado a los valores y principios. Tal vez les suene extraño, pero uno debe comportarse en redes como se comportaría en la vida real.

Una sociedad sin memoria histórica, sin lenguaje para la ciudadanía, sin amor por el prójimo está condenada a darle likes al fatalismo, a la violencia y al desorden dejándonos sin aliento para seguir el viaje.

Nuestro país y la vida.

Hace muchos meses estoy preocupado por la ruta de nuestra Costa Rica; pero en especial por esos dobles poses, que se asumen en beneficio siempre de lo fácil, lo sencillo, lo mínimo o lo superficial: desligado del compromiso y la sinceridad.

Vivimos un rapto de lo político por lo económico y una incautación de la libertad por la seguridad sino revise la puerta de su casa, los candados y el circuito cerrado, que vigilan las aldabas y la cerrajería de ese llamado dulce hogar; y sigamos sumando los acordonamientos de alambre navaja y los cables eléctricos, que dicen peligro en las cuatro esquinas del vecino son la imagen perfecta del asalto que vivimos.

Inclusive eso no es lo peor: hay más. Tenemos un embargo de los saberes humanistas convocados desde toda trinchera monetaria al beneficio máximo de quien se jacta mercader del capital. Porque la ley de la selva mediática dice que valemos por lo que tenemos.

Tal vez la respuesta haya que confeccionarla juntos, pero el temor, la incapacidad, el poder del otro, la fuerza de la maquinaria política nos enfrenta ante el dilema de hacernos los majes o al desanimo de poner el huevo ante una humanidad que perdió el camino.

Ser valientes, enfrentar el sistema, luchar por nuestro ideales, ser consecuentes y mirar en la ética el valor y el principio; no la caja registradora del enjache o el escrutinio público de quién se equivoca, son los acicates de una sociedad que simplemente se le olvidó conjugar la solidaridad, el respeto y la dignidad.

Rosa de los vientos

Esa indiferencia que empeña nuestra niñez

Con una regularidad inusual recibimos alertas en mensajes de texto a nuestros teléfonos celulares donde nos señalan con nombres y apellidos como la niñez se ve vulnerabilizada constantemente producto de desapariciones.

Fenómenos como éstos nos hacen preocuparnos de inmediato ligando esas ausencias de niños y niñas con acciones ilegítimas vinculadas a la explotación sexual comercial o al tráfico de órganos.

A este mal se une otra realidad, que afecta nuestra niñez, los embarazos en edades tempranas y los fallecimientos de niños víctimas de la violencia. El pasado mes de febrero nos dejó lecciones muy difíciles en ese sentido: el crimen escandaloso en Matapalo, la niña de Coronado, que le fracturaron el cráneo o la otra infante de tres años contagiada con Sífilis víctima de abuso.

La agresión contra nuestros infantes, especialmente dentro de sus propias casas lejos de retroceder ha venido en aumento en número de casos y lesiones desastrosas. Para muestra la cifra más reciente y dolorosa donde los hospitales reportan a 10 mil menores agredidos al año.

Por eso en este artículo quisiera exponer algunas preocupaciones relacionadas con derechos de la niñez, donde urge una mirada crítica ante la indiferencia de una sociedad, que parece se indigna con el titular en la prensa, pero no da seguimiento a estos flagelos que al final de la jornada afectan a toda una familia y comunidad.

Desaparición, fuga y hogares en deuda

Todo ese discurso colapsa ante un lema en la educación formal donde es común escuchar que “los niños son el futuro de nuestro país”. Sin importar la dura realidad que afronta en diferentes contextos y círculos de violencia familiar.

Las desapariciones de niñas entre 2013 y 2015 sumaron 854 reportes con un promedio de 285 al año -esto quiere decir que de los 365 días del año en un 78% del tiempo la niñas están desapareciendo-.

Cifras tan alarmantes como las vistas anteriormente reflejan una realidad donde el 47 por ciento de las desapariciones es por fuga del hogar: una responsabilidad que también debe estudiarse en el seno de cada hogar. En el caso de los varones menores de edad 270 casos es la cifra reportada.

Autoridades señalan que en la mayoría de los casos el patrón entre niñas de 12 y 17 años es irse con hombres mayores. Números como estos representan una nueva realidad y una preocupación adicional para el Patronato Nacional de la Infancia (PANI). Del mismo modo, lo ha señalado la Fundación Paniamor ya que gracias a experiencias en redes sociales han logrado saber parte de los contextos de muchas adolescentes. Muchos casos de huida de sus hogares están involucrados en relaciones indebidas, donde el abusos de poder y la edad median en la afectación de las niñas.

Habría que hacer un cruce de datos entre las desapariciones, los embarazos y el trabajo de los niños en los colegios para saber si existe de casualidad alguna coincidencia. Ante la ausencia de un estudio de este tipo conviene visualizar los embarazos en la primaria y la secundaria así como en los colegios nocturnos. En colegios nocturnos, el porcentaje de menores de edad que estudian y trabajan es más de nueve veces el porcentaje en los colegios diurnos. La relación entre la deserción y el trabajo no son del todo halagadoras alcanzando casi un 10 por ciento.

En los colegios nocturnos el mayor registro de embarazos se da en el 2009 y 2010, con 238 y 236 casos. Es importante tener en cuenta, que en los colegios nocturnos una gran cantidad de las mujeres matriculadas son mayores de edad. La edad promedio de las estudiantes embarazadas menores de edad en el transcurso de los cursos lectivos ronda los 14 años.

Falta educar en derechos humanos

La poca compresión de la vivencia particular en algunos hogares de esas niñas y niños representa el poco interés también de la población en denunciar y hacer ejercer todo un protocolo de derechos humanos.

Bien relataba Alberto Maturana y Francisco Varela en El árbol del conocimiento, una anécdota bastante curiosa: en Nueva York, en el Barrio del Bronx, hay un zoológico dentro del cual nos topamos con un gran pabellón dedicado expresamente a los primates. Los hay de todos los tipos y clases: gorilas, macacos, chimpancés, gibones; pero lo que más llama la atención es que en el fondo, apartada, nos encontramos con una jaula bien protegida y cerrada con barrotes muy gruesos.

Cuando uno se acerca a ella puede leer un rótulo que dice: “El primate más peligroso del planeta”. Y al mirar entre las barras de hierro, con sorpresa, uno ve su propia cara. El hombre ha matado más especies sobre el planeta que nadie.

Por eso la indiferencia de nuestra sociedad debe ser sustituida por el compromiso y la solidaridad. Porque cuando la denuncia se hace y los vecindarios no colaboran en la protección de menores también se consiente al agresor: todos espacios de violencia donde mujeres lideres de hogar que han sido víctimas de la indiferencia y del maldito olvido.

El mundo con el pasar del tiempo ha olvidado depositar en sus corazones el humanismo como herramienta máxima de convivencia de vida. La niñez vivencia esa realidad con el total irrespeto a los derechos humanos y tal parece que solo son noticias: no hay una intervención ciudadana de solidaridad.

Ante esto desde el Ministerio de Educación Pública y el Colegio de Periodistas hemos impulsado una campaña con el fin de implementar actividades que promuevan  los derechos de los niños y las niñas y para la prevención de la violencia infantil.

El mensaje va dirigido en dos vías: el eslogan de los adultos es “Yo me apunto a respetar los derechos de la niñez”, y el que demandan los menores en la voz de niños y niñas de diversas escuelas que participaron en la elaboración de videos es el mensaje  “Apúntate a respetar mis derechos”.

Yo me apunto a respetar los derechos de la niñez

 

 

Entrevista con el Presidente

Hace algunos días tuve la oportunidad de entrevistar al Presidente Luis Guillermo Solís Rivera. Les dejo algunas de las preguntas relacionadas sobre momentos difíciles de su gobierno y, sobretodo, tomando como eje central la libertad de expresión y el ejercicio periodístico.

– La comunicación ha sido el talón de Aquiles de todas las administraciones anteriores.  ¿Por qué consideró Luis Guillermo que no era necesario contar con un Ministro de Comunicación durante su primer año de mandato. ¿Cree que fue una mala decisión?

– Las fricciones entre el gobierno y la prensa se han dado.  A partir de eso, ¿no le parece inapropiado que un ministro llame a un medio de comunicación para pedir una aclaración, existiendo un procedimiento para solicitar un derecho de rectificación y respuesta?

– ¿Medidas de parte del gobierno que puedan disminuir esa fricción?

– ¿Alguna medida práctica? Sobre todo por lo suscitado en relación con el acceso a la información, recuerda usted el caso del Ministerio de Justicia.

– En su visita al Colegio de Periodistas en el primer semestre de este año, usted hablaba de la necesidad de un periodismo ético, ¿es esa labor del Estado o es más bien de las escuelas de comunicación y de los mismos periodistas?

– Un anteproyecto de ley de radio y televisión le costó el puesto a dos ministros. ¿No estaba al tanto el presidente de lo que estaba sucediendo en un tema tan sensible?

– ¿Le molesta que se pueda relacionar el trabajo que se hizo con el anteproyecto de ley y Venezuela?

– ¿Fue difícil para usted destituir a esos dos ministros?

– ¿Está preparado el gobierno para impulsar un nuevo anteproyecto de ley de radio y televisión a pesar de la férrea oposición de ciertos grupos?

– ¿Podría el gobierno respaldar una iniciativa popular en ese sentido?

– ¿Tendremos anteproyecto el año que viene?

– ¿Tiene el presidente Solís enemigos dentro de su propio partido?

– Para muchos de sus seguidores la visita que le hizo usted a los expresidentes significó una traición al cambio prometido.

 

Debate de candidatos a la alcaldía de San José

Algunas reflexiones del director de votoCR Dr. Marlon Mora sobre el debate de alcaldes por la alcaldía de San José:

– Ocho candidatos a la alcaldía por San José respondieron afirmativamente a la invitación de Coindis organización que vela por temas de discapacidad.

– Cinco de los partidos grandes no faltaron a la cita: Liberación Nacional, Unidad Social Cristina, Movimiento Libertario, Acción Ciudadana y Frente Amplio.

– El ausente de siempre fue Johnny Araya.

– Las hojas de vida de algunos me dieron la impresión de ser bastante limitadas o tal vez debieron enviar un documento más elaborado; ya que aspiran a uno de los cargos más importantes de la Ciudad Capital.

– Se notó un gran interés por recordar el pasado político de algunos y se hizo muy poco para mostrar las propuestas.

– Las respuestas y las réplicas desaprovecharon la oportunidad de una audiencia, que necesita compromiso en materia de derechos humanos.

– La política de esa sin ideas y de “revancha” estuvo presente y no me gustó.

– La discapacidad es un tema a tomar en cuenta y de forma seria balancear un discurso estructurado y bien planificado con ese sector social.

– El manejo del tiempo de cada uno fue una fortaleza.

– La convocatoria demostró la potencia que tienen las personas con discapacidad y el interés en ver reflejada esa politica nacional de la alcaldía.

– Sí, los que no asisten a debates creen que la tienen ganada: incurren en un grave error; ya eso les hizo perder elecciones.

– Les invito a participar en las elecciones este próximo 7 de febrero del 2016. La democracia de su comunidad está en sus manos.

Discapacidad Discapacidad1

El periodismo de calidad nunca se va a acabar

En la actualidad la comunicación social se ha visto sacudida por una necesidad extrema de las nuevas tecnologías, la innovación y la creatividad de quienes hacen el periodismo posible. Ante este escenario la realidad de los medios de comunicación se ha visto abatida por una caída en la publicidad, que afecta profundamente el andamiaje en la forma tradicional del funcionamiento de la prensa escrita, digital, radiofónica y televisiva. La aparición de los medios sociales se han llevado parte de la publicidad y los eventos han sido una forma de evitar publicitarse también.

La crisis económica, los cierres de medios de comunicación, el cese de periodistas, camarógrafos, editores, diseñadores, fotógrafos, productores audiovisuales, comunicadores y sumando a esto las altas facturas de esas profesiones en las universidades parece condenar algunos a señalar con preocupación la proliferación de más periodistas.

Recientemente, la doctora en ciencias económicas y empresariales de la Universidad de Navarra, España; la profesora Sandra Sieber hablaba del futuro del negocio de los medios de comunicación poniendo como ejemplo la compra de Jeff Bezos al periódico The Washington Post. ¿Acaso uno invierte en un mal negocio? ¿Merece la pena en estos tiempos ponerle monedas blancas al periodismo?

Por eso es necesario saber quién es Jeffrey Preston conocido como Jeff Bezos, quién nació en el año 1964 y es un empresario estadounidense de la tecnología que ha jugado un papel en el crecimiento del comercio electrónico como el fundador y director ejecutivo (CEO) de Amazon.

Si bien es cierto las audiencias apetitosas por la información en papel escasean cada vez más; Bezos nos da una lección en plena crisis al invertir en lo que no se pensaría como un potente negocio.

Bendita credibilidad

La respuesta en opinión de la especialista española radica que en el futuro los usuarios sólo cederán su información privada a las entidades, que les ofrezcan máxima confianza y la credibilidad de un medio como este es un buen foco de atracción sin lugar a dudas. Con acciones como estas no cabe duda que la clave es recopilar datos de calidad y saber gestionarlos bien.

No deberíamos ver con extrañeza esa idea de algunos de querer matar el periodismo a punta de mordiscos de mamut; donde el auge de las redes sofocan ese oficio ahora puesto en retos globales por esa acumulación clicks -que potencia likes y retweets- o bien con la llamada viralidad, que enarbola el ego de quién es sujeto de tremenda ovación de alegría.

Esto iría contra todo lo que nos enseñaron en la universidad donde el tamizaje del conocimiento necesita de una información de calidad. Ya lo dijo Giannina Segnini, periodista de datos y profesora de la Universidad de Columbia, cuando destaca la noticia que le podemos ver todas las costuras para que al final la credibilidad del dato haga de la información una valiosa para la sociedad.

El otro caso: New York Times

Todo esto asociado a la credibilidad ha sido de las decisiones más importantes tomadas por el New York Times, que apostó a invertir en el mejor periodismo encadenado a la fidelidad de su público, quienes garantizarían el apoyo a sus proyectos -publicado de este modo: “Our Path Forward”-.

Con esa bala de cañón ha superado el millón de suscriptores en su edición digital todo un récord en estos tiempos. Y como si fuese poco sus noticias son las más comentadas en redes sociales y las más compartidas de todo internet.

De este modo, el negocio de la información no puede olvidar nunca el periodismo potente, de calidad, bien trabajado, rudo en la agenda política, capaz de impactar a la sociedad con argumentos fiables, sin temores y agiles para la ciudadanía.

Ven: la noticia dura, pura y ruda también vende. El reto de los negocios estará en saberse pensar ante un paradigma, que nunca volverá. Por ello, el cambio es la tarea urgente: el negocio impostergable.

thumb_IMG_0192_1024

Entrevista Amaro Gómez – Pablos

Recién se organizó la quinta edición de los Premios Periodísticos Bayer a la innovación y el desarrollo sostenible. Para este año el invitado internacional fue el periodista chileno – español Amaro Gómez-Pablos. En esta ocasión les presento una entrevista que realicé al reportero que laboró para CNN en español, quién fue corresponsal en Miami y corresponsal en jefe para Europa. Hasta hace poco fue presentador y reportero del noticiero 24 horas de Televisión Nacional de Chile y en la actualidad desarrolla un proyecto de producción y distribución de documentales sobre personas que con sus acciones generan cambios positivos en su comunidad y su entorno.

A continuación la entrevista:

 

 

Desnudando a la ley

descarga (1)

Ley, prostitución y policías.

  • Conociendo la prostitución de los años 70’s y 80’s desde la óptica policial

Por: Gustavo Rodríguez / historiador

¿Cómo es el mundo de la prostitución? Es una pregunta que muchas personas se realizan, porque es una actividad frecuentada por gente de toda clase social hoy en día. Pero ¿Cómo era en épocas anteriores? ¿Cómo podemos observar esta actividad desde un punto de vista diferente? Con estas interrogantes nos dimos a la tarea de encontrar a personas vinculadas a la policía de nuestro país que nos den su testimonio. Nuestro objetivo es conocer la perspectiva cotidiana e imaginaria de la prostitución en las épocas de los años setenta y ochenta.

Sin embargo, el poder encontrar alguien interesado en relatar sobre dicha temática representó una tarea ardua, que con el pasar de las horas de un 15 de agosto durante la cena familiar pudo ser resuelto de una forma excepcional. Durante una cena conversábamos de todo tipo de temas, hasta que surgió mi curiosidad en todo su esplendor, porque recordé que mi suegro Alvaro Alvarado, fue ex sargento de la fuerza pública. Cuando lo conocí me relataba sobre las redadas que realizaban en diferentes puntos de la capital.

Al recordar esto, busque centrar la conversación con él. Es en ese momento en el que le preguntó ¿Cómo era la lógica de la prostitución en esos años? Es ahí donde todo giraba entorno a las investigaciones que él realizaba como trabajo diario de policía. Siempre resaltaba las redadas realizadas en los prostíbulos, con el fin de encontrar a los chivos y desarmar la actividad de las pongeras, porque a pesar de que es un trabajo para muchas mujeres es una actividad “ilegal” ante la ley. Al yo hacer una seña de curiosidad por conocer más sobre dichos términos el comentó: “Los chivos son aquellos que se encargan de proteger a las prostitutas, es como un tipo de jefe a quien deben dar sus ganancias y tienen que acostarse con ellos a cambio de protección. Las pongeras es un tipo de robo organizado, donde las prostitutas buscan atraer a un cliente y cuando ya lo tienen seducido llegan entre dos a tres prostitutas más para extraer sus pertenencias”.

Conforme fue avanzando la conversación, tenía asombro sobre cada punto que don Álvaro nos relataba. Primero que la prostitución se ve relacionada con las drogas. Sobre este punto hubo un aspecto que llamaba la atención. Las drogas se convierten en una actividad frecuente, debido a que a través de la prostitución pueden esconder los beneficios que tienen para los involucrados dentro de la actividad.

Asimismo, iban surgiendo más curiosidades sobre la prostitución. ¿Al realizar redadas que encontraban dentro de las carteras o bolsos? don Álvaro fue claro en mencionar que las prostitutas frecuentaban condones, drogas, gas pimienta, pistolas, cuchillos, carnet de salud, entre otros. ¿Carnet de salud? Algo que me pareció curioso, y que los oficiales pedían para ver que estuvieran al día y libres de enfermedades como SIDA. Tuve mirada de asombro al escuchar algo que es difícil de ver desde mi perspectiva pero que nos ayuda a comprender que llevaban estos utensilios para defenderse en caso de que algún cliente busque aprovecharse de ellas.

Era gratificante observar la energía y pasión con la que don Álvaro cuenta sus anécdotas. Tanto así que pude conocer los lugares en los que la policía identificaba la realización de la actividad, el costo, los nombres que más utilizaban y la vestimenta. Sobre esta situación destacó: “Es muy parecida a la actualidad. Esto por lugares como parques, hoteles, casas privadas, pensiones, incluso casa propia con un valor desde los 3000 hasta los 5000 colones. En las prostitutas era frecuente nombres como Laura o Brenda, primero para proteger sus identidades y segundo para atraer fácilmente a un cliente como empresarios o abogados. Y la vestimenta era bien llamativa desde blusas cortas y con mucho escote hasta enaguas cortas donde las nalgas eran visibles en todo su esplendor; colores rojizos, azules o violeta”.

Esto causaba risa en mis adentros, pero conforme entendía la lógica en la que se realiza también surgían más curiosidades que necesito comprender. ¿Quiénes realizan esta actividad? Es ese momento tomó un respiro como de nostalgia porque comentaba que estudiantes y aún así gente profesional que alternaba labores para obtener más dinero. Incluso esposas que por la situación de pobreza extrema deben hacerlo en contra de su voluntad. La situación más dolorosa son las menores de edad, de las que el demostró una actitud de dolor porque ellas lo hacen para escapar de sus hogares, porque quieren dinero para sus gustos, entre otras cosas.

Ante esto decidí tomar un respiro, tomar un fresco que bajara un poco las revoluciones de tan grata conversación. ¿Los policías se involucraron emocionalmente con las prostitutas? Recibí una respuesta clara y contundente con un sí. Lo ejemplifico a través de una prostituta llamada “cielito lindo”, que se involucró con un compañero de profesión, el cual logró sacarla de la actividad y se logró casar con ella.

Luego de unos cuantos minutos más de conversación me logre despedir agradecido por la información brindada. Con esto nos queda claro que la prostitución tiene diversos puntos de vista que pocos conocemos, pero que son igualmente válidos en la reconstrucción histórica que ayude a entender un tema que está a la orden del día. Eso sí, recuerde que si usted se ve seducido por la compañía de una mujer, son parte de una historia “invisible”, que por muchos años ha pedido a gritos ser explorada en todos sus ámbitos.

Satán, prostitución y púlpitos

Pros

Acción. Imagen tomada de internet.

Por: Félix Picado Blanco / historiador

El cura del pueblo desde el púlpito había apagado tenuemente las llamas de la pasión de los locos desmedidos, taciturnos y mojigatos, hombres que habían soñado con gozar de mujeres desnudas sobre los tubos del night club “La Montaña” que algunos meses atrás abrió en la zona de Los Santos -siendo el primer local de ese tipo-.

Anterior a la apertura de este club nocturno existió un putero llamado “El Continental”. Más conocido como “El Conti”, un lugar predilecto para los migrantes que se trasladaban desde otras regiones del país y de países vecinos a recolectar el grano de café en las faldas de este valle. Su periodo de mayor recepción era por tanto los días que transcurren entre noviembre y febrero coincidiendo con el periodo de recolección del fruto.

Había que pasar frente al “Conti” un sábado luego de que pagaban los dueños de las fincas de café el trabajo de la semana. De seguro que una gran parte de lo que ganaban estos hombres trabajadores y pulseadores se les iba en pagar satisfacción a sus deseos sexuales más profundos. Las filas eran impresionantes e iban creciendo conforme el reloj comunicaba la llegada de la noche.

Su periodo de mayor apogeo alcanzó los últimos años de la década de los noventas y los primeros años del nuevo siglo. Ya hacia finales de la primera década de este siglo cerró debido a las condiciones insalubres que según el Ministerio de Salud albergaba. Se podían observar desde lejos -cada vez que uno pasaba por el centro de la ciudad-   prostitutas que eran vecinas del lugar; y en alguna otra ocasión mujeres que venían de otras partes del país. Se decía que el mayor porcentaje de visitantes eran migrantes temporales, sin embargo, más de uno autóctono y conocido del pueblo no se escapó de rondar los pasillos del prostíbulo más famoso de la región.

Hasta el año anterior abrió un nuevo local de este tipo, esta vez ubicado en una región estratégica para quienes escapaban de sus vidas públicas. Se llamó “La Montaña” y era un night club que aclamaba ser una promesa para esta región tan conservadora en sus principios. Se podía observar de cuando en cuando merodear algunos carros lujosos por el sitio conducidos por los grandes cafetaleros de la región. Hasta que el cura del pueblo en su sermón del domingo condenó este tipo de visitas como una actitud sumamente pecaminosa. No faltó quien dijera que el mismo alcalde anduvo cerquita de “La Montaña”. Días después la ruta de acceso al club estaba pavimentada y su acceso era de primer mundo.

Unos cuantos meses después el dueño del local afirmó que contra un cura no se podía competir. Aparecer como sospechoso de la pecaminosa vida de los mojigatos ricachones le parecía acabar con su buena reputación. Desde el púlpito el pastor guío su rebaño y satanizó la prostitución y “la vida fácil” de la gente que visitaba el lugar.

Hoy día sigue imperando la idea de que la gente de Los Santos es muy conservadora y tiene buenos modales. Tan así que el mismo dueño del lugar prefirió ceder ante las palabras del cura antes de recibir buena cantidad de dinero de los magnates cafetaleros, que siguen comprando después de cada cosecha de café su auto del año para asistir todos los domingos a la misa y recibir la bendición: mientras dan un poco del dinero a la causa para ganarse el reino de los cielos.

Los Santos

Zona de Los Santos.