Carta del ciudadano, Perro de Hule, a Doña Laura

Estimada señora y no tan apreciada por mi vecino, Doña Laura:
Utilizo este medio para contarle algunas de las cosas que he visto en las calles, lógicamente, no en las mismas calles que usted frecuenta cuando coge hacia la montaña en Santa Ana; porque allí está más cerca de Tatica Dios y acá le hablo desde el margen, reconocido como un cualquiera, de esos marginales, pero también Hijo de la Patria, que la tienen gobernando.
Yo soy Perro de Hule un cualquiera de oficio, no por vago sino por suerte de la vida. Tengo cuenta en facebook porque me la abrieron, pero hay días que no tengo para comer. En ocasiones retwitteo lo que dicen otros porque no pude ir a la Escuela, aunque dicen que es gratuita y obligatoria. De ahí mi atrevimiento espero me disculpe. A continuación quisiera hacerle algunas preguntas, espero me responda:
1. ¿Por qué dicen que este es un país de paz, si ayer vi que un perro como yo mató a una mujer? Según los periodistas fue un feminicidio, pero la verdad fue que la mató porque estaba harta de llevar esa vida. ¿Sabe cuántas como ella, inclusive niñas, mueren al año? Supongo que sí. Usted es una intelectual dicen que estudió en la Yunai, eso lo sé gracias al Internet, pero no de banda ancha. Para que sepa con todo respeto. Dice un twittero especialista en mujeres y no es el @inamu, que mucho más de 30 mujeres mueren al año víctimas de eso que dicen los periodistas. Y rajan diciendo que este es un país de paz. ¡Sí, claro!
2. ¿Dicen que nuestros barrios son seguros? No lo dudo, las casas están llenas de rejas, guardas sin pistola y con pistola, alarmas y colegas míos que trabajan y cobran con alimento de mascota. Se los recomiendo mi tío Paco decía: “No hay guarda más fiel, barato y agradecido”. Pues claro si hablaba del mejor amigo del hombre.
3. ¿Cómo hago con los riñones de mi vecino, que siempre me regala sobros? Dicen que está muriendo, poco a poco, mientras llega el momento de la cita en la Caja. Caja es en la que lo van a meter, seguro. Con razón la interviniste. Ahora entiendo. Por cierto, ha hecho alguna vez fila en el San Juan de Dios, pues no se lo recomiendo la última vez que anduve por allí salí más jodido.

Imagen con fines ilustrativos
Como ya le dije mi universidad es wikipedia por eso no entiendo de tratados, convenio ni leyes, pero no habrá por allí en su casa,  esa que guarda el nombre de una buena fruta color Zapote. Le repito no habrá algo que diga por allí que un país no necesita empujar a su gente a ser como perro de hule. Confieso que hace unos meses le envié un tweet, pero no me dio pelota. Seguro porque mi nombre de usuario es @perrotedehule33, es que @perrotehule estaba ya ocupado. Sería que pensó que soy un enfermo. Pues no. Se equivoca soy un Perro de Hule, nada más.

Redes sociales de esas en las que no cree: Perro de Hule


Hace unos días murió Gadafi y no dijiste nada, perdón la confianza es que los ticos aunque seamos perros nos voceamos; igual pasó con en el enredo entre Palestina e Israel, costó que hablaras. Y mire que bueno que soy yo: no le pido que se exprese sobre esas cosas. Solamente, sobre esta vida de perro que llevo. Hoy solo escribo esta carta porque vi que eso de las redes sociales no me funciona solo para hacer política. Por más que la pulsié en su facebook y su twitter no pasó nada. Espero el guarda de la entrada de este residencialote -los ticos hablamos así también- pueda entregarle esta misiva.
A ver si es posible alguito mejor, ojalá digno y pronto, por los riñones de mi vecino y por esta vida que me pone a lidiar con tanto maleante, que ya no puedo decirles que no. Es por mi propia seguridad, se lo confieso.
Porque señora acá si hay miseria y no todo es Pure life le traduzco para que entienda Pura vida esto fue gracias a una herramientica que tiene google. No crea que lo aprendí en la U, porque ni siquiera fui a la escuela. Aunque si conozco el pretil de la UCR allí se ven cosas buenas. Sin embargo, comprendo que quiera ocultarlo a los extrajeros, esos que llaman turistas. Es fácil seguir vendiendo la historia de la suiza-centroamericana, digo de la galletita suiza que se llenó de perros de hule. Atentamente, Perro de Hule, un feminista más que votó por vos, Doña Laura -es que ya sentí mucha confianza-. 
Imagen con fines ilustrativos

En vivir con valor

Comparto un programa de Radio donde opiné sobre las imágenes de la vejez y el impacto en nuestra sociedad.

Les recomiendo detener los otros audios y videos para escuchar este (que se encuentran en otras entradas):

En Fátima, Portugal me encontré con este hombre: 
pariente de Los Pastorcillos y con una gran experiencia por la vida.

Imágenes de la vejez

A continuación comparto una video conferencia que impartiera, recientemente, en la Universidad Estatal a Distancia (UNED) gracias al apoyo del programa en gerontología dirigido por la Dra. Priscila Barrientos. Un agradecimiento especial por la oportunidad que me brindaron al poner de manifiesto mis experiencias e investigaciones en este caso en particular: el envejecimiento y el trato de las imágenes en la publicidad.

Dicotomía: Viejo / Joven

Primera Parte

(Para ver la conferencia de mejor manera les recomiendo ponerle pausa a la segunda parte y, de este modo, escuchar una a una la partición de la video-conferencia).

Al parecer la belleza es importante…
Belleza como brebaje fantástico
Segunda Parte
(Para ver la conferencia de mejor manera les recomiendo ponerle pausa a la primera parte y, de este modo, escuchar una a una la partición de la video-conferencia).

Publicidad y derechos humanos

Instantánea de las cosas…

En medio de una calle cualquiera
Esta es una fotografía instantánea en una calle cualquiera de su comunidad, donde los transeúntes abundan y “el no lugar” es venerado por los que viven en una zona pública declarada privada por unos cartones, que se asemejan a una cama improvisada. Se les conoce como indigentes en el vox populi, pero ellos no entienden esa palabra. Se llaman a sí mismos como miserables, porque sienten que la vida les dio la espalda. Pues justo allí inicia el epicentro de esta, mi historia: una crónica de una calle cualquiera.
1:00am
La madrugada apunta a hielo de ese que entra por los huesos y nos deja congelados por dentro. La luna decora el alba  en aquella calle improvisada, donde yacen los que pudieron coger campo: Ulises, Shakira, Felipe, Doña Toña y Perro de Hule; todos clientes número uno de la acera seca y bien cobijada en aquella maldita calle pública. El resto están amontonados y pegados, aunque parezca orgía, no es más ni menos que la única receta para calentarse ante las inclemencias de este septiembre patrio.
2:00am
Los “choriceros” instruyen a su ángel de la guarda repartiendo a manos llenas crack, pachitas de guaro y una que otra peli de esas que no pasaron por los derechos de autor sino más bien por un quemador maltrecho de tanto sacar copias de esas tres Equis, terror, comedia y drama -todas sin estrenarse en los cines comunes y corrientes-. ¡Qué suerte la mía! diría el pirata mientras el loro le susurra: Cuidado pendejo…

Una calle… (ese “no lugar” de mis protagonistas).


3:00am
El travesti  ahora rubio y de ojos azules se recuesta a la banca del parque del frente en posición de listo para cualquier desgracia, su sex-appel es innato: todo está preparado y en su lugar. El ahora Adrien agita su cartera, revisa los últimos contactos de su iPhone y saca un labial para repintar sus labios: ahora rojo peligro como una capota de torero sevillano. Pobre hombre no sabe lo que le sucederá esa noche. Todos los días se juega la vida, este muchacho conocido en el bajo mundo como Bond.
7:00am
La pastilla azul y los supositorios tienen 35 por ciento de descuento en la farmacia, pero la chica del Call Center solo madrugó para llevarse sus pastillas, esas especiales para tener sexo como dice ella misma “tranquila”. Si supiera que su pareja es un “tortero” no se jugaría esa ruleta rusa.
9:00am
Ya calienta la mañana y mis personajes de madrugada tienen que inflar sus cartones y ponerlos en un lugar donde no lleguen novios: en estos tiempos de crisis hasta esas cosas deben cuidarse las 24 horas.

¿Lobitos?


11:00am
Una chica despampanante pasa con sus amigas caminando. Aquella enagua pareció hipnotizar al colectivo de taxistas, chanceros, tiemperos, maleantes y mecánicos improvisados -porque tenían la herramienta a mano- de la calle #23. Por más que aquellos lobos de pavimento soplaron y soplaron no hubo suerte, menos calzones: ni nada. Debo confesar que no vi, me contaron…
3:58pm
Un grupo de fiebres de la tomatinga en pleno lunes prueban la mejor boca de la cantina del otro lado de la cuadra. Dicen que las patrullas con cerveza saben bien buenas. Están invitados a la pruebita aunque no es gratis -para aquello necesita mil pesos-.
6:15pm
Un ilícito pasa por el frente a ojos de dos tombos,  parece que todo estaba arreglado para no ver nada. La receta aplicada a boca de jarro: un poquito de coca y un arrollado. Por cierto la coca no era la del famoso oso de fin de año. La única coincidencia con el oso es que era blanca.  
7:19pm
Un gato en el establecimiento de pollo asado se contonea alrededor de las piernas de un muchachón de esos que bailan en tarima. Le dicen Jareta veloz, pero no me atrevo a dar más detalles. Solo puedo decirles que Ulises, Shakira, Felipe, Doña Toña y Perro de Hule se le caen las babas al ver a ese pollo desnudo dando vueltas. Es en ese momento, comprendí porque se sienten como se sienten y se llaman a sí mismos de esa manera. Las cosas no son como son, son como somos.
Imagínense a estos lobos de pavimento…

Vivir con valor

La anterior es una adaptación de la famosa pintura de Las Meninas, de Velázquez (Publicidad del Corte Inglés, España).
Este es un programa de Radio Nacional, producido por Katia Grau Ibarra en Radio UNED digital. Les comparto mis reflexiones sobre Derechos Humanos e imagen. Para ello, adjunto algunas imágenes que matizan mi discurso y ponen de manifiesto los deseos más profundos de los imaginarios sociales.

Más publidad…


Programa 1

Un perfume y estamos listos.

En otra posición: más de lo mismo.

Programa 2

Imágenes y su potencia

La belleza vende: ¿verdad?

* Para esta entrada he decidido no colaborar en la revictimización terciaria de las personas que por alguna razón son noticia. Para ello, les propongo escuchar el programa producido por Radio UNED y presentado por Katia Grau Ibarra junto con las reflexiones expuestas.

Columna de opinión Con Doble M


Muerte asecha a nuestras niñas
  • Vocifero por ese estrabismo oficial que olvida nuestras mujeres
  • En promedio mueren víctimas de femicidio cuatro niñas al año

Como ya lo había alertado nuestra sociedad vive tremenda violencia contra las mujeres. En las últimas dos semanas han muerto siete mujeres víctimas de femicidio donde los autores intelectuales en muchos casos han sido unos cobardes, que luego de hacer su fechoría se han quitado la vida también. Esta cantidad incontrolada de femicidios es una alerta y merece especial atención la muerte de tres niñas en un país donde el promedio llega a cuatro niñas al año. 
Movimiento de reivindicaciones. El término femicide fue acuñado por Mary Orlock en Inglaterra a inicios de los años 70 del siglo XX. Luego fue usado por Diana Russell en un Tribunal Sobre violaciones a los Derechos Humanos de las Mujeres en 1976 y popularizado por Jane Caputi en su libro Femicide:  The Politics of Woman Killing.  Marcela Lagarde,  investigadora y académica universitaria hace una traducción al español del concepto y le llama feminicidio. En Centroamérica se utiliza el término femicidio respetando el sentido original de Diana Russell y así fue traducido. Sin embargo, existe  una gran polémica en Centroamérica por el uso de “feminicidio” que es el concepto que usó Marcela Lagarde y que ahora se utiliza en México.
Para tristeza nuestra este flagelo se presenta en las portadas de nuestros medios de comunicación en sus portadas al menos en 40 ocasiones en el año. Desde enero hasta el 5 de junio de este año llevamos 14 femicidios reconocidos por el departamento de Estadísticas del Poder Judicial y aún no pasa nada.
En las últimas semanas los crímenes han sido dolorosos para la memoria colectiva. La pequeña Marta Luz Borbón, quien apareció sin vida en un cañal en el Pilar de Cajón en Pérez Zeledón, conmovió al país y revivió una serie de tristes historias de muertes de infantes. Marta Luz tenía 10 años y ese día le cortaron sus sueños. Días después en San Joaquín de Heredia dos hermanas y su colaboradora verían la muerte de manos de unos “roba casas”, las víctimas Sonia Virginia y Guiselle María Rodríguez Ulate junto con Carolina Herrera Salazar, todas en un solo día. La pregunta: ¿Las matarían por ser mujeres? Aún rebota en las paredes de su casa como eco de esa impunidad de la que estamos hartos.  
Sin llegar a la mitad. El calendario apenas apuntaba la quincena del mes y otro hombre acabó con la vida de la quinceañera Noylin Rodríguez Calvo (embarazada). Imagínese que para este año son tres las niñas de quince años  que mueren en manos de sus seres queridos. En la mayoría de casos son víctimas de hechos violentos cometidos por extraños, allegados a las niñas, vecinos, padres o sus parejas fueron los agresores. Inclusive, entre julio del 2005 y este mes, ocurrieron 25 asesinatos de niñas menores de 14 años. En promedio, al menos cuatro menores mueren así cada año: una crueldad y dolorosa situación para las familias costarricenses.
Merece recordarse que estos delitos están definidos en Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia en contra de las Mujeres conocida como Convención de Belem do Pará, que destaca la violencia derivada de relaciones de poder desiguales en la historia entre mujeres y hombres -que causa muerte, daño físico, sexual o psicológico a una mujer-.
Un grito por la dignidad.  Debemos tomar en cuenta que entre el 2005 y este año, muchas de las niñas murieron por decisiones trágicas tomadas por personas cercanas, quienes debían cuidarlas y protegerlas.  Hoy más que nunca es necesario un reconocimiento de estos crímenes para que se tipifiquen a estos agresores, que en muchos casos caminan en la calle libremente. En el caso de los femicidios es difícil contabilizar las muertes porque las autoridades judiciales no diferencian esa tipología. Afortunadamente, investigadores nos damos a la tarea de hacer nuestros propios registros para no creernos los datos oficiales y seguir luchando por los derechos humanos de estas niñas. En memoria de todas ellas levanto mi voz y vocifero por la dignidad de nuestras mujeres.

Por: Marlon Mora


* Fotografías: con fines ilustrativos.



Columna de opinión Con Doble M

Cuando la devolución es justo en la puerta del dintel…

¿Qué pasaría si nuestra vida iniciará cuando va terminando? De seguro las cosas serían muy diferentes por eso me he animado a darles una probadita.

Para empezar naceríamos de un sopetón abriendo los ojos, producto de un tremendo extrañismo, tal vez rodeado de hombres y mujeres, vestidos todos de blanco con guantes y miradas desorbitadas, que con instrumentos y demás complejos sistemas desfibriladores tratarían de revivir ese cuerpo inerte para salvarte la vida. El único problema de aquella peripecia sería que nunca pasaste al otro lado. No moriste sino el reloj empezó para atrás a devolverte los años.

Los primeros años serían difíciles la razón pasarías de hospital en hospital: asma, quebradora de cadera, cáncer, próstata, debilidad, azúcar, presión alta, dolores múltiples e insomnio serían algunas de las vicisitudes de ese inicio, uno tortuoso en el sentido de las intervenciones recibidas. Todas invasivas y siempre vistas desde la patología. La cama sería una compañera, que la dejarías a poquitos para migrar a la andadera, el bordón y el caminar lento.

Del estrés a la renovación del ADN

Con el paso del tiempo, las operaciones ya no serían más un trauma, porque cada vez que salieras de una cirugía en lugar de ganar cicatrices, mandarías al olvido toda marca. Tu piel volvería a la normalidad y al rebosante colágeno tan deseado en ese ADN. Ya no tendrías porque preocuparte, en vez de enfermar la cura estaría a flor de piel.

En lugar de tener nietos pasarías a tener hijos y poco a poco a ser más joven. De casado, a soltero y cada vez más vital. Cuando menos pensabas estarías haciendo el amor con toda la experticia a pesar de no saber nada: en tu primera vez.

Tus piernas serían fuertes y tu cuerpo lejos de encogerse lograría como el ave fénix levantar pecho, eliminar canas, calvicie y volver a los viejos tiempos, ahora nuevos con bríos y potencia, que solo da ese ánimo recargado de los primeros años.

Cuando la vida es nueva…

De tu ropa saldrían cada vez más moldes. Toda la enjundia de vida también llegaría a la etapa de la niñez donde poco a poco conquistarías sin saber el valor de las pequeñas cosas. Correrías con desenfreno y olvidarías las recomendaciones de los mayores en simples advertencias de mentirillas. Harías lo que te da la gana. Y lo mejor estarías perdonado por ser un peque rebelde.

Con el pasar del tiempo se te olvidaría hablar y volverías al seno de tu madre donde mediante un líquido cálido volverías de vuelta al génesis. De corazón palpitante y fibra muscular a pequeño huevecillo. Al final de la cuenta, en lugar de morir como esta es una vida al revés acariciarías el orgasmo para volver donde fuiste semilla, donde todavía no eras vida.

Ven como Dios todo lo hace bien. Estoy seguro que no sería tan maravilloso hacerlo al revés. Aunque la vejez pinte difícil, me quedo con la posibilidad de pasar al otro lado antes de quedar sin vida.


Rendimos culto a la belleza…

Por: Marlon Mora

* Fotografías: con fines ilustrativos.

Columna de opinión Con Doble M

En Costa Rica la población adulta mayor llega a casi el 10 por ciento y la demografía de la vejez dicta una realidad poco halagadora en el sentido del impacto del envejecimiento mundial: la reconocida pirámide de población parece más una copa rebosante que una figura geométrica. Alertando la necesidad de políticas de protección a favor de las personas adultas mayores, porque el envejecimiento causará impactos en lo político, lo social y económico de los países.

Pirámide poblacional con fines ilustrativos

Sumando a esto, para nadie es un secreto que la figura de la persona adulta mayor ya no goza del respeto de hace muchos años. Esa lejanía hacia el mayor y el culto a la belleza pueden estar arrastrando a muchos en la sociedad a abandonar a sus abuelos o padres de familia.

Valor. Por eso reviste de importancia el Tercer foro desarrollado por el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (CONAPAM) “Por una Vida sin Maltrato” que se realiza en el marco de la celebración del Día Mundial de la Toma de Conciencia contra el Abuso y Maltrato a la Vejez y del Día Nacional contra el Abuso, Maltrato, Marginación y Negligencia hacia las Personas Adultas Mayores.

Este año el tema se enfocará en la Convención sobre los derechos de las persona adultas mayores asunto que se trabaja y de los cuales Costa Rica tiene mucho que aportar en base a sus experiencias. Sin dejar de lado, la Ley 7935, Ley Integral de la Persona Adulta Mayor, que celebra trece años de ser ley de la República.

Pese a tan valioso instrumento jurídico, lastimosamente muchas de las premisas expresadas en la ley en la realidad son letra muerta por la gran cantidad de violaciones de derechos humanos que se ven día a día para este grupo en situación de vulnerabilidad. Una muestra: el aumento de la violencia en los mayores física, psicológica o patrimonial.

Terror en la vejez. Algunos de estos casos se refieren a la situación de personas que se encuentran subsistiendo en condiciones precarias e indignas para cualquier ser humano. Defensoría de los Habitantes ha señalado año con año esos crímenes que están acabando con nuestros hombres y mujeres.

La legislación existe pero no es garantía de respeto de derechos para los adultos mayores. El problema que hay no es la ley sino la poca capacidad de acción que se les da a los individuos mayores para exigir sus derechos y la falta de conocimiento de la mayoría de sus conciudadanos de tales derechos.

Cabe también señalar que se deriva de esta ley una preocupación proteccionista para ese grupo poblacional, donde se regulan aspectos de salud, de cuido, pero no el del rescate de la persona íntegra que aún puede participar de la vida cultural y social cotidiana, de alternativas para cuando ya se superan los sesenta años y aún pesan sobre los adultos mayores responsabilidades de otros o de su propia sobrevivencia.

Parece que tenemos miedo a envejecer…

Derechos de papel. Una vez más, se aprecia cómo en derechos humanos, la ley no lo es todo y mucho menos suficiente para la realidad social y económica de países como el nuestro. Lo anterior puede documentarse con informaciones de noticias que señalan el grave sufrimiento que atraviesan los adultos mayores.

Otro punto importante es destacar que a la luz de la creación de la ley instituciones encargadas por velar por la promoción y la protección del adulto mayor han hecho conciencia sobre su importancia en la sociedad.

De este modo, la organización de estos foros permite promover en la sociedad costarricense la conciencia social y política sobre el abuso y el maltrato a las personas adultas mayores para generar espacios de participación y reflexión al respecto. Porque definitivamente, aquí no estamos para pensar desde lo impuesto sino desde la indignación del otro que por ser persona adulta mayor ha quedado fuera del contrato: uno que debería abogar por los derechos humanos de esos humanos derechos. Mañana podrías ser vos…

Por: Marlon Mora

* Fotografias: con fines ilustrativos

Femicidios se intensifican en Mesoamérica

Conferencia de prensa de expertos en Misión Internacional Honduras

· Nicaragua, Honduras y México son los primeros países estudiados
· Se elaborará un informe de atención donde se dará seguimiento al compromiso de los Estados
Por el “Acceso de las mujeres a la justicia” en Misión Internacional con organizaciones de derechos humanos, incluido el Instituto Latinoamericano de Naciones Unidas para la Prevención del Delito y el Tratamiento del Delincuente (ILANUD) se abordó la situación del femicidio y el grave incremento que ha tenido en Mesoamérica: entre los países estudiados en esta primera parte se encontraron Nicaragua, Honduras y México; en una segunda parte serán El Salvador y Guatemala. Esta misión permitirá elaborar un informe que se redactará en los próximos días y se presentará ante el Comité de Derechos Humanos.
La misión llevó el objetivo de promover la prevención, sanción y erradicación de esta problemática en la región. En Honduras en los últimos dos años han muerto 768 mujeres por razón de género (feminicidio) y del 2002-2010 la suma llega a 1379. Inclusive, el fin de semana mataron cuatro en un solo día, pero lo usual es que muera una mujer todos los días.
La violencia contra la mujer tiene múltiples manifestaciones y debemos tener comprensión de ellas para poner fin a esa bofetada a los derechos humanos: violencia doméstica, violencia intrafamiliar, mujeres hostigadas y abusadas sexualmente, mutiladas, maltratadas y torturadas.
IMPUNIDAD. Por ello, a viva voz la misión permitió escuchar a madres, tías, abuelas y parientes que con lágrimas en los ojos revelaron cómo fueron muertas sus parientes con toda la mala saña, que podría tener un pervertido lleno de aberraciones. De mano de cuchillos, revólveres, machetes y palos fueron muertas cientos de víctimas mientras sus familias esperan dar paz a sus restos, pero la regla dice que a pesar de tenerles identificados a los agresores las autoridades no hacen nada. Con esto el mensaje es de total impunidad.
Ante este panorama, vale destacar la valiente voz de muchas mujeres como Gladys Lanza, feminista de gran reputación y promotora de derechos humanos, quién ha vociferado sus indignaciones y ha vivenciado en carne propia lo que significa ser mujer en Honduras. Así, sus esperanzas están cifradas en la comunidad internacional y en el sistema interamericano de derechos humanos, porque ya su pueblo no la escucha.
En honor a la verdad Honduras cuenta con una potente ley contra la Violencia Doméstica, pero ese instrumento está incompleto sin la voluntad política necesaria que permita cambiar las mentalidades discriminatorias contra la mujer. Malas prácticas judiciales como que la denunciada debe llevar la notificación a su propio agresor, la insensibilidad del sistema cuando el que toma la denuncia le recomienda volver con el marido / pareja o llegar a una conciliación (a pesar de las agresiones sistemáticas) y la falta de compromiso del Estado hondureño marcan un norte para las mujeres. Todo por falta de una protección y un acompañamiento para las víctimas, donde el amparo jurídico, las políticas públicas y la violencia sistemática en contra de ese sector de la población manifiesta un mensaje muy claro para los agresores: ¡acá todo se vale!
LEGISLACION INTERNACIONAL. Es así como el Estado hondureño incumple con sus obligaciones internacionales como las contraídas en la Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Convención de Belém do Pará).
Sin embargo, recientemente el Estado de Honduras, ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el marco del Examen Periódico Universal, reconoció la alta criminalidad y violencia en el país. Por ello, se comprometió a ejecutar un Plan de Acción para la protección de los derechos humanos.
Como Misión Internacional se hace un llamado al Estado de Honduras y a sus instituciones a cumplir con dichas obligaciones, recomendando, que para ello es necesario adoptar acciones afirmativas que permitan a las mujeres encontrarse en un nivel menos desigual al actual. El Estado debe buscar el equilibrio entre mujeres y hombres para poder hablar de un efectivo respeto y garantía de los derechos humanos de las mujeres.
COMPROMISO. A la luz de la importancia de los derechos humanos a nivel regional la misión estará vigilante de la aplicación, revisión y sistematización de este Plan de Acción en Derechos Humanos al que se comprometió el Estado hondureño. Hoy como comunidad internacional tenemos un deber pendiente y Honduras es uno de ellos. Ya más adelante nos espera Haití y muchos más en la lista ¿Tendremos capacidad para indignarnos?
Con medios de comunicación locales Hondureños
Dr. Marlon Mora

Miembro de la Misión Internacional Honduras

Especialista en Derechos Humanos de las Mujeres

Situación en Honduras
Visitación Padilla
Gladys Lanza