Vocero de la “contra”

El riesgo de aparecer en CNN en español

Quisiera referirme sobre un tema muy importante en los últimos meses: la comunicación política institucional y los horrores de Casa Presidencial.  Si en algo el periodismo tiene que pagar los platos rotos deberían revisar mi artículo anterior sobre una entrevistarealizada por Gerardo Zamora de Canal 7 a la Presidenta Laura Chinchilla.

Para esta publicación me referiré a los siete minutos treinta segundosde vocería de la “contra” que nos dio Alfio Piva, nada más y nada menos, que en CNN. En el programa Encuentro de Camilo Egaña se entrevistó al vicepresidente de la República de Costa Rica en el marco del Tratado de Armas para meterlo en camisa de once varas.  Y para este caso aplica “le quedó grande la yegua”.

Para iniciar el des-Piva no sabe ni siquiera saludar. Al responder la cortesía del presentador lo único que les puedo decir es que arrancó lo más aburrido posible: algo elemental para comunicarse con la audiencia: hablar bien y apropiarse.

Mientras las palabras iban y venían el periodista trató de dejarle claro la poca posibilidad del Tratado de Armas cuando aún no cuenta con el apoyo de los Estados Unidos y le dijo que existe una clara reticencia.  La respuesta sencilla y sin darle mucho ánimo fue “comprendemos”.

Cuando se mencionó a Siria y Corea del Norte, lo único que alcanzó a decir era que en “Siria tenemos un problema de muchas muertes”. El cuestionamiento continuó y se potenció con el dato: ¿Usted cree en un mundo sin armas que mueve 70 mil millones de dólares?  La respuesta fue desastrosa y es, en este momento, que debo dar el primer consejo de comunicación política de un catálogo que me he aventurado a escribir: debemos conocer de lo que vamos a hablar, sino estamos jodidos.

Y ahora viene lo grueso de la entrevista cuando se le consultó al vicepresidente: ¿Qué está pasando en Costa Rica?  Error garrafal número dos: Si acepto una entrevista sobre un tema en particular debo hablar de eso y nada más. No se ponga como pato a dispararle a las escopetas.

La respuesta sobre la realidad tica y la popularidad de doña Laura básicamente se enfocó en aceptar que existe una mala comunicación no siempre bien entendida, muy a pesar de las visitas de Obama (EEUU) y Xi Jinping (China).  Vale que no tenía a la mano el gran gasto en consultoría en Comunicación de la Presidencia.

Al final la metida de pata tocó hasta al entrevistador cuando nos confundió con Puerto Rico para variar, pero como eso tiene que ver con periodismo continuaré mi reflexión con el barrial de Piva en CNN.

Continuaron las referencias sobre lo complejo de gobernar en una Costa Rica, donde la Libertad de Expresión está por doquier. Hay que darle gracias al destino que en ese momento nadie le recordara a Camilo Egaña la Ley Mordaza en un tweet revelador.

Brutal asesinato de Jairo

Cuando al cierre de la entrevista se consultó si el Poder Ejecutivo promovía la impunidad ambiental y el irrespeto de derechos humanos en la zona donde falleció el ambientalista y rescatador de huevos de tortuga: Jairo Mora Sandoval.

La respuesta es una joya de un vocero de la “contra”:

“Alvaro Sagot -abogado ambientalista- se caracteriza por críticas muy duras ante el gobierno… esta es una zona donde se desembarca mucha droga hacia el norte… el muchacho se expuso ante narcotraficantes… pero esto es un especulación”, dijo Alfio Piva, cuando uno podía ver que su rostro suplicaba sácame del aire. Era el momento para llamar al Chunche Montero y decirle que “bajara el switch”.

Veamos algunos elementos y regla tres: Uno no dice lo que se le viene a la cabeza. Uno puede decir: “de eso no voy a hablar”.  Es bueno no saber en ocasiones…

Elementos: Los narcos necesitan la playa para trabajar con total tranquilidad en las noches y en declaraciones del vicepresidente el  joven Jairo no podía patrullar porque a esa misma hora coincidía con un mercado de la cosa blanca.

¿Decirlo estuvo bien? pues no. Para eso les dejo el video donde pueden estudiarse más elementos. Me encantaría tener un espacio para desmenuzar el asunto, aunque este  artículo no me lo permite.

Consejo número cuatro: Nunca envíen a firmar a un veterinario acuerdos de astronomía.  Y si lo hacen, no lo pongan a hablar en público y mucho menos a entrevistarse en CNN.

Al final esto solo deja un saldo positivo para doña Laura: quienes le piden la renuncia de ahora en adelante lo pensarán dos veces viendo las joyitas que tenemos de vicepresidentes.

Nota: entiéndase “contra” como un grupo de personas que pueden estar contentas y felices de las metidas de escarpines de la administración actual.

En este enlace podrán acceder a los siete minutos de fama de don Alfio: