Luis podría ser usted

Luis Castro es vecino de la comunidad y un muchacho como muchos. Es un papá joven, trabaja para salir adelante, el año pasado se graduó de bachillerato y lo hizo con el esfuerzo de quién pone muchas noches en vela.

Lucho como le decimos de cariño es un carajo callado, nunca lo ve uno armando broncas, tiene cualidades tremendas para la ebanistería y sus ojos son su hijo, un chiquillo simpático y educado. Lo he visto salir de hacer algún camarón -ya tarde- como dice él mismo para irse a buscar a su “peque” para complacerlo con una hamburguesa de esas que dicen que sonríen en una cajita.

Hace ya muchos meses Luis inició un problema de salud, que lo ha hecho tener visitas sistemáticas al hospital, inclusive un día lo vi tan mal que llamé a la ambulancia para que se lo llevarán, pero la recomendación fue que se quedará porque debía darle tiempo a un tratamiento que le habían dado para un bichos en el EBAIS. Al final luego de una discusión con los señores de la ambulancia logramos convencerles.

Casi nueve horas después me encontré con él en la parada de autobuses y me dijo: “Mae no he comido nada, me siento tan mal porque en el hospital a uno no le dan pelota”. Y con unas palabras más fuertes me aseguró que los muchachos de la ambulancia sabían lo que le esperaba.

Hoy casi un semestre después y luego de insistir en que se realizara los exámenes por la vía privada se confirma que tiene un tumor en el recto. Siempre he creído en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y en la humanidad de sus médicos por eso escribo esto pensando en que tal vez Luis reciba una reivindicación a sus derechos.

La semana pasada Luis volvió al hospital con exámenes en mano y aunque el diagnóstico fue: CA Rectal –donde el médico ruega para que sea internado para cirugía-. Sin embargo, lo devolvieron a casa y el panorama para una pronta operación no se tiene clara. Hace un rato le presenté todos estos papeles a otro médico y me dijo que con estos resultados Luis debe ser operado de urgencia.

Espero que Luis no tenga que pasar más tiempo con esos dolores y esos padecimientos; tal vez este sea el momento para la intervención quirúrgica. Muchos Luis no merecen pasar por esta falta de humanidad, pero la pasan.

Fuerza Luis.

IMG_5048

IMG_5047

IMG_5046

Carta del ciudadano, Perro de Hule, a Doña Laura

Estimada señora y no tan apreciada por mi vecino, Doña Laura:
Utilizo este medio para contarle algunas de las cosas que he visto en las calles, lógicamente, no en las mismas calles que usted frecuenta cuando coge hacia la montaña en Santa Ana; porque allí está más cerca de Tatica Dios y acá le hablo desde el margen, reconocido como un cualquiera, de esos marginales, pero también Hijo de la Patria, que la tienen gobernando.
Yo soy Perro de Hule un cualquiera de oficio, no por vago sino por suerte de la vida. Tengo cuenta en facebook porque me la abrieron, pero hay días que no tengo para comer. En ocasiones retwitteo lo que dicen otros porque no pude ir a la Escuela, aunque dicen que es gratuita y obligatoria. De ahí mi atrevimiento espero me disculpe. A continuación quisiera hacerle algunas preguntas, espero me responda:
1. ¿Por qué dicen que este es un país de paz, si ayer vi que un perro como yo mató a una mujer? Según los periodistas fue un feminicidio, pero la verdad fue que la mató porque estaba harta de llevar esa vida. ¿Sabe cuántas como ella, inclusive niñas, mueren al año? Supongo que sí. Usted es una intelectual dicen que estudió en la Yunai, eso lo sé gracias al Internet, pero no de banda ancha. Para que sepa con todo respeto. Dice un twittero especialista en mujeres y no es el @inamu, que mucho más de 30 mujeres mueren al año víctimas de eso que dicen los periodistas. Y rajan diciendo que este es un país de paz. ¡Sí, claro!
2. ¿Dicen que nuestros barrios son seguros? No lo dudo, las casas están llenas de rejas, guardas sin pistola y con pistola, alarmas y colegas míos que trabajan y cobran con alimento de mascota. Se los recomiendo mi tío Paco decía: “No hay guarda más fiel, barato y agradecido”. Pues claro si hablaba del mejor amigo del hombre.
3. ¿Cómo hago con los riñones de mi vecino, que siempre me regala sobros? Dicen que está muriendo, poco a poco, mientras llega el momento de la cita en la Caja. Caja es en la que lo van a meter, seguro. Con razón la interviniste. Ahora entiendo. Por cierto, ha hecho alguna vez fila en el San Juan de Dios, pues no se lo recomiendo la última vez que anduve por allí salí más jodido.

Imagen con fines ilustrativos
Como ya le dije mi universidad es wikipedia por eso no entiendo de tratados, convenio ni leyes, pero no habrá por allí en su casa,  esa que guarda el nombre de una buena fruta color Zapote. Le repito no habrá algo que diga por allí que un país no necesita empujar a su gente a ser como perro de hule. Confieso que hace unos meses le envié un tweet, pero no me dio pelota. Seguro porque mi nombre de usuario es @perrotedehule33, es que @perrotehule estaba ya ocupado. Sería que pensó que soy un enfermo. Pues no. Se equivoca soy un Perro de Hule, nada más.

Redes sociales de esas en las que no cree: Perro de Hule


Hace unos días murió Gadafi y no dijiste nada, perdón la confianza es que los ticos aunque seamos perros nos voceamos; igual pasó con en el enredo entre Palestina e Israel, costó que hablaras. Y mire que bueno que soy yo: no le pido que se exprese sobre esas cosas. Solamente, sobre esta vida de perro que llevo. Hoy solo escribo esta carta porque vi que eso de las redes sociales no me funciona solo para hacer política. Por más que la pulsié en su facebook y su twitter no pasó nada. Espero el guarda de la entrada de este residencialote -los ticos hablamos así también- pueda entregarle esta misiva.
A ver si es posible alguito mejor, ojalá digno y pronto, por los riñones de mi vecino y por esta vida que me pone a lidiar con tanto maleante, que ya no puedo decirles que no. Es por mi propia seguridad, se lo confieso.
Porque señora acá si hay miseria y no todo es Pure life le traduzco para que entienda Pura vida esto fue gracias a una herramientica que tiene google. No crea que lo aprendí en la U, porque ni siquiera fui a la escuela. Aunque si conozco el pretil de la UCR allí se ven cosas buenas. Sin embargo, comprendo que quiera ocultarlo a los extrajeros, esos que llaman turistas. Es fácil seguir vendiendo la historia de la suiza-centroamericana, digo de la galletita suiza que se llenó de perros de hule. Atentamente, Perro de Hule, un feminista más que votó por vos, Doña Laura -es que ya sentí mucha confianza-. 
Imagen con fines ilustrativos