Cuidado con estos tipos…

Esta es una clasificación no oficial de algunos tipos de hombres que uno se puede encontrar en la vida. Utilizaré nombre ficticios para darle un poquito de personalidad a esta ocurrencia:
Valentino Rico: estos son los maes que se creen guapísimos y andan de tope en tope, exhibiendo su buen físico. Se les reconoce como galanes porque bailan, que da gusto y son buenos para echarle el ruco a cualquiera que se ponga tonta. Su característica principal es hacer caritas de esas que según ellos son matadoras.

Valentino Button: primo hermano de Benjamín Button, son los mismos Valentinos Ricos, pero sin el porte y sin la bailada. Se les reconoce como engañados y no tiene mucha suerte en el ligue. Sin embargo, algunos de ellos los salva su buen carro o su simpática billetera.


Broco Meo: es un aprovechado. Cuando lo conoces es un tipazo contigo seas hombre o mujer. Luego, si puede te quita tu empleo, te jode la vida y trabaja en ello hasta agotarse. Para evitar encontrarse un hijo de estos lo mejor es saberlos reconocer. Tienen mal aliento, utilizan una retórica complaciente para los oídos de cualquiera, nunca están del lado de nada ni de nadie; son tibios y finalmente, les gusta la vida ajena. Espero nunca los conozcan.

Mafil Paul: estos tiene buena labia hasta podría decirse que son medio zalameros, su físico es normalmente lánguido con algunos huecos en el cutis que denota una cierta inseguridad a la hora de hablar, también tienen una idolatría a sí mismos. Son menos peligrosos que los Broco Meo, pero no puede confiárseles nada. Cuidado si te encuentras con uno de estos…
Populin Meza: se les reconoce a kilómetros de distancia porque siempre saludan con simpatía a cualquiera aunque no le conozcan. Sin embargo, en el caso de Populin debo decir que esa alegría no es principio de mala fe. Es parte de la genética y de la cortesía que traen enraizada de muy pequeños.
Perrin Feoli: para las mujeres estos son los llamados feos irresistibles. Conservan la receta del chavo: feo, fuerte y formal. No sabemos si es por sus dotes personales, su buena lengua, su potente hablada, sus monedas blancas en el bolsillo, pero siempre logran su cometido. Lo cierto es que no escatiman en entregarse a su presa hasta que consiguen el famoso peluchito. Recomendación para las mujeres: agárrenlos de majes.
Amargo Fonseca: estos son unos tipos muy inteligentes, de buenas notas en el colegio, de gran capacidad reflexiva ante la mayoría de asuntos académicos. Pero con un ego lo suficientemente alto como para no querer ser parte de la mayoría. Siempre tiran muy alto sus sueños y nunca están felices con lo que tienen. Asunto que en el interior de cada uno les da un mal gusto.
Pepito Morera: siempre se encuentran en el sistema público nacional. Cuando uno necesita realizar un trámite la burocracia los llama. Están en los hospitales y ante una enfermedad o una necesidad humana su respuesta es haga fila y esperé con los demás su turno. Estos mal amansados piensan que nunca les tocará la vuelta. Como decían nuestros abuelos: indios repartiendo chicha.
Esos son algunos de los tipos que uno se puede encontrar en la vida. Lo mejor ante cualquiera de esos jodidos personajes es no dar mucha información y velar por lo personal y familiar con el tiempo cada quién verá si le da llaves en mano para que sean parte de su vida. Aunque no los recomiendo; porque he tenido el gusto de conocerlos.