Rectoría UNA

Alberto Salom: la mejor opción

Tengo ya 13 años en la Universidad Nacional conozco muchas unidades académicas y he coincidido con equipos extraordianarios. Soy de esos que aman nuestra segunda casa: le he dado alma, vida y corazón por completo muchos son los testigos.

Estudiantes, colegas, académicos, administrativos, investigadores y amigos saben de mi compromiso por eso hoy me he animado a escribir esta publicación para referirme a la campaña por la Rectoría de nuestra Universidad Necesaria.

Hace ya casi dos años tuve un encuentro con el Dr. Alberto Salom en la defensa de tesis doctoral de un tipo brillante y cómplice de múltiples proyectos de la vida: Ronald Rivera Alfaro. Aquel día lo conocí mejor y hasta cenamos en la celebración del Dr. Rivera.

Ese día don Alberto demostró su solvencia en temas de gobernabilidad y economía social: puso en evidencia su sangre de académico comprometido y cuando como periodista le hablé de política fue ecuánime.

Luego de aquel encuentro sería en el Colegio de Periodistas donde me lo encontraría en un conversatorio de desarrollo humano con Any Pérez, José Francisco Aguilar y Álvaro Ramos.

No ha pasado mucho desde que se me acercó, me presentó su proyecto por la rectoría y se ha interesado en tomarme en cuenta. Ayer estuve en el debate que auspicio el Tribunal Electoral de la Universidad; confieso que me gustaron sus reflexiones y su forma de ver el futuro de nuestra UNA.

Importante: Salom pudo hace un año irse a la segura y apostar por el gobierno donde muchos sectores lo respetan y estiman; a diferencia de eso creyó en la universidad y se aventuró a lo incierto. Ha recibido el respaldo de muchos colegas, pero hay uno: amigo y fundador de la UNA, que tiene rato con él como lo es Francisco Morales; eso es un buen signo.

Don Alberto, hoy valientemente, aspira en una combinación humanista por la rectoría: cómo no apoyarlo. Sin titubeos lo puedo decir: estoy con usted.

Alberto

2 thoughts on “Rectoría UNA

  1. Andrea Mora says:

    Compañero me encantaron sus palabras sensibles y honestas. Son motivadoras para seguir luchando por una UNA en donde prevalezca el respeto, la paz y la solidaridad humana. De nuevo estamos en la misma lucha. Un abrazo.

Comments are closed.