Soldado de la paz

Remembranza

El tiempo ha pasado y me encontré una remembranza de la vida cuando finalicé una etapa maravillosa con amigos en  un posgrado de Derechos Humanos y Educación para la Paz: producto de mi investigación inicié una temporada dedicada a estudiar poblaciones vulnerables.

– Jóvenes

– Indígenas

– Adultos mayores

– Personas con discapacidad

Les dejo la nota publicada en el periódico La Nación en su sección de Viva.

Marlon Mora

Soldado de la paz

• Marlon Mora es el estudiante más joven de la Maestría en Derechos Humanos y Educación para la Paz

Debbie Ponchner
[email protected]

Marlon Mora es un soldado. Sin embargo, su guerra es la de la paz y sus armas son la educación y la palabra.

En 1999 este periodista, de 24 años de edad, dejó los medios de comunicación para asumir un nuevo reto en la Universidad para la Paz. Allí formó parte del programa de la Maestría en Derechos Humanos y Educación para la Paz, una carrera conjunta con la Universidad Nacional.

Marlon Mora es parte de la última generación que gradúa este programa en la UPAZ. La institución ha cancelado la maestría, pero la UNA continuará impartiéndolo en sus aulas. “Es una lástima que la UPAZ deje de impartir este programa, porque es muy valioso”, dice Mora.

Tras tres años de estudio, Marlon culminó este proceso la semana pasada al presentar su tesis La oralidad en los derechos humanos del adulto mayor y los adolescentes.

“Los derechos humanos son un proceso social, se construyen en un proceso sociohistórico que se transmite de generación en generación”, explica Mora.

Su investigación

Para comprobar esto, Marlon Mora tomó a dos grupos de su comunidad Santa Ana.

Por un lado, trabajó con un grupo de adolescentes y, por el otro, con un grupo de adultos mayores que viven en un hogar de ancianos. En ambos conjuntos este joven encontró a dos grupos en los que su opinión no siempre es escuchada, razón por la que los eligió.

A través de sus palabras, sus pensamientos, Mora pudo valorar la presencia o ausencia de los derechos fundamentales de estos sectores de la población.

Para lograr esto, trabajó por separado con cada grupo. Primero trabajó con los adolescentes –32 en total– durante seis meses. Con ellos trajo a colación temas como la pena de muerte y la sexualidad. “Entre mis conclusiones, pude observar que a los jóvenes no se les permite hablar abiertamente de sexo”, explica.

Con los adultos mayores, un grupo de 22 abuelitos, Mora trabajó siete meses. Los mismos temas que trató con los jóvenes fueron tratados en las conversaciones con los adultos mayores.

“Lo más interesante es que encontré grandes semejanzas entre las preocupaciones de ambos grupos”, relata.

Por ejemplo, a ambos les preocupa la educación, aunque tienen un concepto diferente sobre el tema. En el caso de los adolescentes les preocupa realizarse como profesionales, mientras que a los mayores les preocupa mantener la buena educación y las normas de cortesía.

Otra preocupación que comparten es la de mantenerse en un buen estado de salud y, por último, la añoranza de vivir felices.

Sígueme

Marlon Mora

Periodista @canalucr. Académico #UNA. Director de los proyectos @votoCR @panycircocr y Humanismo UNA. Consultor ONU. #DDHH #Periodismo #ComunicaciónPolítica
Sígueme

Latest posts by Marlon Mora (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *