Los problemas de la Casa del Presi

Digamos que esta es de esas entraditas en mi blog que uno se piensa mil veces antes de publicar, pero merece la pena hacerlo como ejercicio de comunicación política donde la Casa de Cristal requiere un clutch, un freno y un gas: todo a propósito de una comunicación, que urge departe de un presidente elegido de manera histórica.
Cositas importantes:
  • La comunicación política electoral es una cosa; la comunicación política institucional es otra.
  • Los departamentos liderados por profesionales de diferentes partidos en comunicación política en oficinas merecen reconocimiento, respeto y trabajo en equipo #atomarlosencuenta.
Conozco a don Luis Guillermo Solís desde hace mucho tiempo y creo que es un hombre inteligente y capaz, pero en este momento vivencia una situación particular que puede afectarle lo suficiente en comunicación para dejarlo mal parado en su gobierno (ya vemos mucho de esa crítica en la ciudadanía y categorizaciones alarmantes para alguien que no tiene un año en gobierno). Por eso voy a citar rápidamente algunos frentes en los que debe trabajar en mi humilde opinión.
Algunos puntos de atención
#1
Luis Guillermo ha tenido que lidiar con un partido donde sus contrarios emergen desde su propio epicentro -Partido Acción Ciudadana (PAC)-. Si uno tiene un amigo: le habla al oído y busca enmendar. En contrariedad algunos han hecho un llamamiento público para señalar y vociferar diferencias amparadas en la primicia mediática. Tal vez el caso más significativo lo representa Ottón Solís, pero no es el único la suma de menos amigos por decirlo de alguna manera es importante. Y merece atención hace rato.
#2
Aunque no todo es de antagónicos -no amigos dentro del partido-, también podemos hacerlo coincidir en casos más cercanos -los llamados amigos-. Y siguiendo la señal de cómo emergen en su propio partido habría que mencionar al encargado de hacer puente de comunicación entre los medios y los otros partidos. En menos de un año ese puesto adscrito al Ministerio de la Presidencia no lo ha logrado: Melvin Jiménez es un buen tipo, trabajador y de buena fe, pero sus formas de comunicar no han alcanzado.  Y su tiempo parece se le ha acabado, aunque algunos no lo entiendan. La pregunta es tal vez más sencilla: ¿Quién lo sostiene? La respuesta en todo caso está en la palestra por el bien del gobierno. Seguro las audiencias ya lo saben y lo gritan a viva voz. Es más, vos mientras lees mi post ya lo pensaste.
#3
Cuando un amigo es amigo debe saber decir: Hombre creo que no te hago bien, lo mejor es irme.  Y eso en política se llama amistad verdadera.
#4
La relación con los medios es fundamental y esas vocerías no pueden tener silencios. La ciudadanía agradece que le digan con honestidad y sin tapujos. La imagen se está deteriorando no es tiempo de esperar #digoyo
#5
El respeto a la comunicación política institucional de quienes siempre han estado gobierno tras gobierno merece un buen manejo de relaciones humanas. Tal vez eso sea virtud de un enlace que permita que todo fluya sin imposiciones. Estamos hablando de comunicar: no se hagan bolas.
#6
El ministro de información parece que se necesita y debe ser un profesional en esa área con algunas característica significativas: de buen verbo, inteligente – formado y con excelente relación con la prensa. Se ve venir.
#7
Para gobernar se necesitan equipos de comunicación robustos y no hay que temerle al cambio radical.  A la gente no le gustan las políticas de “nadadito de perro” y esa actitud se mira con debilidad.
#8
Luis Guillermo es un buen vocero y sus capacidades adquiridas desde la diplomacia las demostró en la recién pasada CELAC creo que debe trabajar en eso y leer bien la realidad nacional para volver sobre su proyecto.
#9
Hay un contexto que debe tomarse en cuenta. Quienes se meten en la política entran por un deseo y no por obligación; por eso es su deber rendir cuentas desde el interés público que representan. Hay que contestar a los periodistas, saber hacerlo y comprender que los profesionales de la comunicación no deben tener consideraciones especiales, no son sus amigos ni están para complacencias.  La responsabilidad radica en saber en lo que uno se mete.
#10
Los perfiles en redes sociales no pueden apelarse como personales cuando su representación pública yace en las piernas.  Enseñanza: al elegir puestos la comunicación es idónea y los discursos incendiarios no caben.
En resumen mucho gas en iniciativas o proyectos verdaderamente importantes (desempleo, educación, economía y muchos más), un poquito de clutch para dejarse asesorar por quienes tienen años en las instituciones haciendo comunicación y freno cuando el botón de publicar en redes nos convoca en caliente.
Alianzas se podrán hacer muchas, pero todas tienen códigos porque no se pautan con personas sino con partidos e ideologías; es el momento para ser valientes.

Fotografía tomada de La Nación / Pablo Montiel

Imagen de perfil de Marlon Mora
Sígueme

Marlon Mora

Periodista @canalucr. Académico #UNA. Director de los proyectos @votoCR @panycircocr y Humanismo UNA. Consultor ONU. #DDHH #Periodismo #ComunicaciónPolítica
Imagen de perfil de Marlon Mora
Sígueme

Ultimos artículos de Marlon Mora (Ver todos)

One thought on “Los problemas de la Casa del Presi

  1. Anonymous says:

    Me parece que todo lo que estas aseverando, es la cruda y cierta realidad, existen algunas personas, que no están donde deben estar. y el páís en estos días se esta hundiendo cada día mas, se esta perdiendo la competitividad , el Turismo se ve menos fomentado, se debe hacer algo en infrestructura, bajar costos, Luz ,agua etc. y dar mas luz verde a inversionistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *