Providencia y emprendedurismo social

En la vida uno tiene el gusto de coincidir con personas que solo el destino le puede dar y ese es el caso que les quiero compartir; lleno de responsabilidad y amor por el prójimo e impulsor de una nueva manera de ver al mundo desde lo empresarial y social llamado Jóvenes Embajadores.

Parte del liderazgo de Jóvenes Embajadores yace sobre Steven Fonseca, un muchacho joven, valiente, luchador, profesional, educado, esforzado, de esos muchachos que nunca le dicen que no a un reto. Debo confesar que es mi amigo: un emprendedor.

El Proyecto de Jóvenes Embajadores tiene una estrategia innovadora que involucra tres elementos el deporte, la educación técnica y la participación de actividades de emprendurismo social”, dijo Steven mientras le brillaban los ojos por haber logrado ganar un concurso impulsado por la Embajada Americana.

Para este proyecto, el deporte funciona como un señuelo para atraer y motivar a los jóvenes a completar sus estudios y desarrollarse integralmente como profesionales. El objetivo de la participación en actividades sociales y de impacto a la comunidad.

La ambición de este proyecto es además despertar en los adolescentes la sensibilidad por las necesidades sociales, económicas y ambientales de las comunidades costarricenses, y facilitarles las herramientas necesarias para convertirse en futuros emprendedores sociales, que pondrán sus capacidades al servicio de la gente.

Su origen

Su fenomenal arranque tiene un camino recorrido, pero fue hasta hace unos días que este grupo de ex becados de la Embajada Americana con jóvenes heredianos fue seleccionada como uno de los ganadores de la competencia del Departamento de Estado Alumni Engagement Innovation Fund. En el concurso participaron 700 proyectos de 119 países  y Jóvenes Embajadores resultó el proyecto ganador.

Sin embargo, en este artículo la noticia no es haber ganado sino que su trabajo ha sido sostenido por la buena voluntad, la participación activa y por el verdadero significado de lo que es un emprendedor social.  

El proyecto actualmente ayuda a jóvenes en situación de riesgo social en la zona de Heredia a través del fútbol, las clases de inglés y  la formación de líderes con actividades de servicio a la comunidad.

De esto modo sus intervenciones en las comunidades ha representado una importante lucha que merece la pena que se reconozca y se valore porque muchos de esos jóvenes representan un futuro mejor para nuestro país, para sus familias, pero más importante para ellos mismos.

Los depositarios de esta alegría

La cantidad de beneficiarios directos son 200 adolescentes de entre 12 y 15 años, 45% son mujeres, el 100% son adolescentes que van a participar en clubes deportivos, cursos de inglés y actividades de emprendurismo.  Por eso yo quisiera que este país tenga más Steven, pero al menos la vida me dio el privilegio y la providencia de coincidir para aprender que el respeto al prójimo está en la acción potente donde me convierto en alguien sensible a la solidaridad, vulnerable al amor y capaz de hacer humanidad.

Felicidades querido amigo,  embajador del mundo: hombre bueno.