Anestesia electoral

En la actualidad el quehacer político de la información se encuentra en manos de actores mediáticos que han sustituido al comunicador tradicional para transformarse en uno nuevo muchas veces poco crítico y sin profundidad en investigación.  

Para eso, los candidatos deben tener un encargado de administrar cuentas sociales, elaborar videos interactivos y construir una imagen de la campaña electoral algo fundamental en estos tiempos.  El problema no es llegar ya se constató con la actual administración Chinchilla, que ganó elecciones por vapuleada y en plena popularidad.

Tal parece que de la mano del marketing político se utilizan imágenes que hacen destronar las palabras y sobrevalorar aquella caja de resonancia con iconografías sexis en movimiento: tal parece que pasamos del homo sapiens a un homo videns decía Giovanni Sartori.

Entiéndase a ese homo videns como uno incapaz de poder comprender abstracciones o conceptos. Esa cinematografía de la realidad parece ha impactado el imaginario social con una anestesia que hace del proceso electoral olvidar el pasado.  Y darle el voto al que lidera la cosa…


Anestesia política

Merece analizarse

¿Porqué cuándo con dos malas administraciones de un mismo partido se mira tan fácil ganar por tercera vez? Además tendríamos que echar muy para atrás para encontrarnos dos gobiernos de baja popularidad (Arias – Chinchilla) y con un futuro presidente de la misma cepa (Johnny Araya). ¿Extraño no?

Por eso merece la pena estudiarse y analizarse esta triada al hilo: asunto en el que la culpa cae sobre los hombros de quienes se llaman oposición.

Tal parece que para la nueva “society”  el atributo más destacado sería proyectar imagen, tener cierto dominio del lenguaje y vestir a la moda. Como un George Clooney de la política con todo y “performance”.

En materia de coalición hemos expresado nuestros análisis. Pero debemos decir que a dos semanas del cierre de esas posibilidades los grupos que se afincan para armar la resortera de la alianza no tienen potencia para ganarle a los llamados verdes.

Y esto no por falta de gente que les apoye sino por la poca capacidad para unificar ideas y pensar en un país diferente -de todo lo que han criticado- de quién gobierna.

La memoria colectiva debería recordar los partidos que fueron pendejos para poder poner otra realidad en el camino. Y los nombres que aparecerán más tarde para una coalición electorera serían oportunistas y mentirosos si dicen que lo hacen por amor a la patria. La oportunidad es ahora: es ya.  Sino son más de lo mismo.

Sígueme

Marlon Mora

Periodista @canalucr. Académico #UNA. Director de los proyectos @votoCR @panycircocr y Humanismo UNA. Consultor ONU. #DDHH #Periodismo #ComunicaciónPolítica
Sígueme

Latest posts by Marlon Mora (see all)

5 thoughts on “Anestesia electoral

  1. El comentario o su parte inicial viene más que todo en cuanto a estructura, abarcas 3 puntos a lo que logro entender:

    1. Marketing Político
    2. Opinión Pública, en el sentido que a los 3 días olvidamos todo.
    3. Coalición.

    — Me corriges si estoy equivocado.

    Me gusta la posición en cuanto a los 3 (que son los que logro identificar) sin embargo siento que el hilo conductor se pierde, tuve que re leer varias veces para captar la o las ideas.

    Tu posición, claro que la comparto!, es innegable que estamos en el apogeo de la era de los medios digitales, es bien sabido que los medios tradicionales están en un evidente proceso de ajuste, así como los distintos actores sociales y políticos.

    Ya es un hecho que antes de esta ´nueva era´ los costarricenses teníamos bien arraigado el estigma de memoria corta, esta nueva modalidad de des comunicación/des información vienen a convertirnos en lo que bien podemos llamar autómatas que se nutren de la programación vacía y dañada de los muchos medios existentes.

    Evidentemente los distintos actores políticos han logrado insertarse silenciosa pero potentemente en un gran porcentaje del inconsciente colectivo y como lo señalas, – merece analizarse – y contrarrestarse, inconcebible pero a la vez es toda una realidad el que aún muchos sigan ´muertos´ insensibles a la realidad que nos acontece.

    Somos actores de peso, pero por culpa del control mediático muchos ni siquiera llegan a tener la mínima noción de ello, somos actores sociales de la realidad vigente y de la misma manera nos corresponde re estructura tan mal lograda suerte.

    Cierro con la siguiente frase:

    —La indiferencia mata.—

  2. Estimado Roberto Badilla con todo el respeto que usted se merece, humildemente creo que en cuanto al tema de los sindicatos está un poco confundido, la verdad no veo relacion alguna entre el articulo y los sindicatos, la realidad del caso es que la nota habla del adormecimiento general en que esta el pueblo en cuanto a las próximas elecciones. Habla de la maquinaria generadora de votos que posee el PLN, maquinaria que incluye los grandes medios de comunicación, a los “generosos” donantes privados, pero sobre todo, incluye el apoyo incondicional de todos esos ciudadanos y ciudadanas de “hueso colorado” que elección tras elección votan por ellos e inculcan, instan y aveces hasta coaccionan a sus familiares y allegados a hacer lo mismo. Comparto plenamente la apreciación de Marlon cuando dice que mucha de la culpa la tiene la oposición por no poner sus intereses particulares a un lado para unir sus coincidencias y trabajar en solucionar sus diferencias por el bien del país.
    Lo que si le puedo asegurar es que los sindicatos no son parte de este problema sino todo lo contrario, pues a lo largo de la historia democrática de este país han sido protagonistas importantes en la construcción del Estado Social de Derecho que una vez tuvimos y que poco a poco los grupos burgueses, neoliberales y tiranicos están tratando de desaparecer y así regresar a épocas como las de los años 30 y 40 aunque usted no lo crea. Gracias al sindicalismo, todos los trabajadores de este país tienen derecho a trabajar 8 horas, descansar 8 y recrearse 8 horas, tienen derecho a vacaciones pagadas, tienen derecho al aguinaldo, tienen derecho a recibir una censantia, tiene un código de trabajo, tienen una ley de accidentes laborales que le dio origen al INS, tienen un seguro social, en fin por la acción del sindicalismo es que este país cuenta con las garantías sociales y laborales, que no se le respeten a todas y todos ese es un problema por el cual debemos unirnos todos para solucionar. La lucha que están dando los sindicatos hoy día persiguen el fin único de preservar y mejorar nuestros derechos humanos que costo sangre y muerte conquistar.
    Asi las cosas, mi estimado Roberto, le aseguro que ese mismo grupo de delincuentes que se hacen llamar empresarios que a la vez muchos son los mismos politiquillos por los que lamentablemente votamos cada 4 años, hacen su mejor esfuerzo , ayudados por los grandes medios de comunicación (los cuales les pertenecen a ellos o sus amigos) para que usted y muchos mas crean que los culpables de la pobreza, la desigualdad social, las crisis económicas, la corrupción, son los sindicatos, usando para ellos la desinformación, la mentira, la injuria, la calumnia y cuanta artimaña crean conveniente para lograr su propósito.
    Por ultimo, no voy a desconocer que en general las organizaciones sindicales no hemos podido encontrar la estrategia adecuada para contrarrestar muchos de las acciones anti sindicales que nuestros enemigos han usado en nuestra contra, así como también, tengo que aceptar que se han cometido un error al no gestionar una auto-reforma sindical que se ajusten a los tiempos en que vivimos, pero eso no quiere decir que los esfuerzos que se están haciendo no persigan el objetivo que usted y la mayoría de costarricenses queremos que es una Costa Rica mas democrática, participativa justa y equitativa para todos y todas.

    Un saludo fraternal de su compatriota,

    Patrick Johnson Maxwell
    Orgulloso Costarricense y Sindicalista.

  3. Roberto Badilla says:

    Botín de puestos públicos bien pagados, convenciones colectivas, aguinaldos y beneficios a costa de mi dinero, personal de sobra en varias instituciones que ralentizan trámites para justificar puestos innecesarios. Un estado temeroso de los sindicatos para despedir empleados públicos en municipalidades e instituciones y así ahorrar dinero para escuelas, caminos, proyectos de energías verdes, dinero para la CCSS. Los impuestos son para mantener la clase privilegiada de ministros, oficiales mayores, embajadores e innumerables puestos medios que viven y comen a costillas nuestras haciendo trabajo fantasma, un agujero negro que consume todo nuestro esfuerzo y no devuelve nada. Por qué cree que no me interesa votar, yo quiero votar para hacer cambios, no para sentirme cómplice del sistema abusivo que beneficia a un sector público gigante, caro y que solo se beneficia a sí mismo. Necesitamos poner a los estudiantes a realizar trabajo comunal, que sientan la tierra bajo sus uñas y sentirse grupalmente uno en beneficio de muchos. Debemos sentirnos responsables con nuestro país, solidarios con nuestra comunidad. No podemos esperar resultados diferentes de un estado que no cambia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *