Esa Liga que merecemos

En la Liga Deportiva Alajuelense (LDA) las cosas andan mal hace varios campeonatos. La realidad institucional se nota en el Estadio Alejandro Morera Soto: con baños, que aún funcionan como las cantinas de los pueblos de antes -donde ponen a correr el agua como si fuese un recurso inagotable-. La reciente salida de Mauricio Montero desnuda profundos desafíos a todos los niveles: dirigencia, ligas menores, primer equipo, infraestructura y comunicación con sus aficionados.

Mucha expectativa se ha tenido con los cambios en las juntas directivas de los llamados equipos grandes; la Liga no fue la excepción ante la llegada de don Fernando Ocampo: su formación académica, experiencia internacional y contactos en la política doméstica era una carta de esperanza.

Sin embargo, en la Liga esa mano articuladora de un renacer de sus juventudes y un equipo de la calidad para medirse a sus acérrimos rivales no ha sido posible. Los cambios han sido cosméticos y sin ninguna articulación entre ligas menores, afición y jugadores de primera

Esta experiencia de administración en la Liga nos deja una clara enseñanza. Si usted se mete a la política futbolera: aguante; pero sobretodo traiga buenas ideas porque el equipo como nunca está tocando suelo y cada vez son menos los baluartes en el césped de Alajuela.

En el fútbol como en la vida hay que tener hambre. Y en ese equipo no se nota ese deseo de comerse el mundo, le queda grande la talla de león, no se nota amor por la camiseta rojinegra y el lema de garra y corazón está escaso entre los futbolistas llamados a representarlo.

Inclusive, Wilmer López un ídolo de la afición ha estado expuesto y ante la salida de Mauricio Montero se dicen muchas cosas. Yo aprendí algo del poco fútbol, que alcancé a practicar: lo que sucede en la cancha se queda en la cancha, lo que pasa en el camerino se queda en el camerino y si hay una decisión que tomar se hace administrativamente con la elegancia de una institución como lo es la LDA -todo ese paquete ha estado ausente por años-

A mi forma de ver la comunicación política manuda es una cadena de “tortas”: el error más grande fue dejar ir al entrenador colombiano Hernán Torres del Morera Soto. Presencié muchos partidos en el Estadio y su carácter siempre reflejó los valores de quienes somos liguistas.

Y podemos seguir sumando: la expulsión del cuerpo técnico mediante un mensaje de WhatsApp a Javier Delgado, “el Sheriff”, retrató de cuerpo entero quién manda y cómo lo hacen; no conocen de delicadeza y menos de respeto por el recurso humano. Sigamos metiéndole a esta sumatoria: la llegada de Benito Floro fue una mala decisión -si uno piensa en un equipo que no le sobra la plata-, quién se animaría  traer una deuda de ese tipo; pero hoy en retrospectiva podemos ver que no toda la culpa es del español. Inclusive, se rescatan las canchas para ligas menores sobre la ruta 27 y la gramilla del Morera.

Y los peques…

Sobre una materia que puedo hablar con autoridad son las ligas menores, porque mi hijo tiene más de cuatro años en la escuela y aunque los padres de familia son muy comprometidos con los procesos y la camaradería: en la Liga no se da ningún motivo para quienes son su cantera.

En estos cuatro años por iniciativa de la administración nunca un jugador a pasado a saludar, menos un directivo, tampoco han convocado a una reunión para promover valores humanistas en la cancha -algo que si ha liderado un grupo de padres de familia mediante una Copa que estimula las buenas relaciones entre los equipo rivales-.

Yo he visto futbolistas jóvenes que son diamantes y es muy seguro que sean verdaderos crack en sus barrios: el salto depende de la orientación, del manejo de la humanidad, del fortalecimiento profesional, de la capacidad para darles herramientas dentro y fuera de la cancha; pero todo eso no se está haciendo. ¡Ven porque hace cuánto no vemos un carajillo brillar de liga menor! Las cosas no son como son, son como somos.

Sobre los futbolistas creo que eso de que un deportista no tiene el nivel para usar la camiseta  puede ser cierto y falso. Hay muchos ejemplos de cómo un grupo bien orientado y dirigido puede responder; lamentablemente no es este el caso.  Solo quisiera recordarles dos jugadores checos que jugaron con el primer equipo en diferentes tiempos: a inicios de los años noventas Pavel Karoch no tenía pinta de nada y se comió la media cancha: por cierto logró un campeonato. Luego igual pasó con Josef Miso, que en su debut no pudo ni siquiera jugar un partido completo: el calor de Guanacaste lo aniquiló, pero luego se convirtió en el “gran matador”. Por eso casualmente, los atletas necesitan la oportunidad, el tiempo, el ritmo y la buena gestación del deporte profesional.

El trato del recurso humano es complejo, pero urgente y Wilmer no ha sabido manejar, ni comunicar correctamente: así es como  un ídolo como él sale quemado. Para muestra solo basta chequear el propio comunicado oficial del equipo rojinegro donde se refiere al jugador más venerado y respetado como el “Chunche”, cuando por su recorrido en la institución merece tratársele como quién es Mauricio Montero: esas habladas están para otros espacios menos las oficiales.

La Liga está en crisis; vale poco, y su afición le es fiel: duele decirlo, pero no tenemos casi nada. Y aunque suene extraño y paradójico eso no le conviene al fútbol costarricense: merecemos algo mejor.

Alejandro Morera Soto (1909-1995), exjugador y símbolo del equipo rojinegro.

El valor de tu recuerdo

Edgar mi amigo de Ángeles…

Hace algunos años conocí a un joven tenía unos 16 años en aquel entonces. Mi primer encuentro con él sería en un partido de décimos en el Colegio Los Ángeles. Yo era el “nuevo” para ese momento; bastante desadaptado, antisocial e incapaz de comunicarme para todas las audienciasvale que esa temporada se acabó con el paso del tiempo-.

La verdad es que yo venía de otro colegio y aquel cambio fue como un frentazo  a la puerta de cristal de un centro comercial mientras tu “crush” con total indignación te mira con indiferencia por aquella escena.

Volviendo a aquel partido yo era un defensa lateral y mi protagonista, un delantero de lujo: un “milpa” legítimo, pero goleador por los cuatro costados. Nuestra mejenga oficial entre sesiones fue simpática; la mejor jugada la puse con un remate de larga distancia que se ganó la reputación de un anuncio de la época, que decía según Ricardo Cordero -conocido como Richie-: “Marlon de pepperoni”.

Compartimos bastante para nunca haber coincido en una clase debo confesar que siempre lo admiré por ser tan buen estudiante inclusive la profesora de inglés -no querida por muchos- lo apreciaba en paleta. Ya más recientemente gracias a Facebook nos reencontramos y tuvimos largas conversas.

Este artículo lo he tenido guardado en mi corazón, porque creí que con tu partida no estaba listo y aún menos reposado para darle viaje y hoy me animé en tu memoria, pero aún más porque necesitaba sacarlo. Hay días que uno necesita desahogar y desinflamar la palabra.

Como les comentaba gracias a las redes sociales intercambiamos “likes” hablamos escribiéndonos y hasta pactamos un encuentro en mi casa: recuerdo que en un rezo del niño llegó con su pareja un chiquilla buena gente, que se veía babeaba por él.

Debo decir que no llegó a rezar, pero si alcanzó a comer algunas cosas que preparamos. Ese día fue muy lindo me dijo algunas de sus añoranzas y las conversaciones las elevamos a una llamada telefónica larga y tendida.  Por respeto a nuestras infidencias solo alcanzaré a decir que con esas horas de mensajeo y “hablada” logré conocer a ese otro ser humano, que no había alcanzado a encontrar antes.

Ese día me habló de su casa, lo que admiraba el hogar y lo que le gustaría tener en el futuro. Sus sueños de médico y su amor por el servicio a los demás. Debo decir que su partida me dio un golpe bajo; teníamos planes a su regreso al país luego de su estancia.

Lamento mucho, que un ser humano tan extraordinario como Edgar se nos haya ido. Hoy más que nunca te recuerdo y  por eso hago merito a tu vocación y compromiso dedicándote unas palabras en mi blog, que tenía meses de no recibir ni una sola letra. Se te extraña campeón. Gratitud siempre para vos por esa atención médica justa, que sigue fresca en mi memoria.  Por siempre en muchas de mis palabras está tu sabiduría prematura: ¡Ves como ni la muerte pudo con nosotros! Gracias Edgar, querido amigo.

La cizaña no sobrevive a la verdad

Por: Dr. Marlon Mora / Presidente del Colegio de Periodistas / @marlonmoracr

Aunque en estos años como cabeza de la institución he soportado en silencio la crítica mal intencionada, y antes de terminar mi mandato como presidente de esta institución, siento la necesidad de aclarar con datos la buena administración que han tenido las tres juntas directivas que he tenido el privilegio de liderar.

No es cierto que el Colper esté quebrado como dicen de forma irresponsable algunos, cegados quizás por lo aires electorales. Los números hablan:

Dejo un  colegio con un activo total valorado en 988 millones, sin considerar el potentísimo Fondo de Mutualidad, valorado en 2.133 millones, para un valor total acumulado del Colegio de Periodistas de ¢3.121 millones.

Una institución con 68 millones en la bolsa, libres al 30 de setiembre y una razón de liquidez  de 2, o sea que se pueden pagar dos veces los pocos pasivos que tiene en el corto plazo, no está ni por asomo quebrada.

Contamos con un activo remodelado y bien cuidado en los últimos tres años,  como lo es la Finca de Recreo y al cierre del año podemos decir con satisfacción que dejamos a la siguiente administración 46 millones de colones para desarrollar proyectos de beneficio para el gremio.

Importante aclarar que esta sana situación financiera no obedece a un incremento en los ingresos de la institución. Todo lo contrario. El año pasado recibimos un 13% menos de ingresos que en el 2014 y este año el porcentaje fue de 8%. Sin embargo, gracias a la buena administración y a las políticas de austeridad implementadas, hemos logrado sacar la tarea.

La rendición de cuentas durante nuestra administración ha sido sistemática con al menos tres informes al año y ya, en este momento, pueden consultar todo el trabajo realizado durante este 2016 en el informe anual de presidencia, disponible en nuestra página web.

Después de verlo, usted amigo y amiga colegiada, sabrá valorar y juzgar nuestro trabajo con objetividad, y no a través de la cizaña y la mala fe que algunos siembran con la esperanza de cosechar votos.

Lo nuestro son acciones y no vanas palabras.

Reubiquemos el Monumento de don Otilio Ulate

Hay ocasiones en la vida que a uno le toca coincidir con la educación ciudadana y cuando ese momento llega; figuras como Rodrigo Carazo y Otilio Ulate, ambos expresidentes de la República: uno lo celebra.

Hace muchos meses desde el Colegio de Periodistas he venido impulsando con doña Estrella Zeledón de Carazo la reubicación de un Monumento de don Otilio Ulate, que se encuentra en la Sabana en un lugar recóndito y sin las condiciones que merece una figura de esa talla.

En este caso no hablo de don Otilio, el político sino más bien del periodista, aquel que con su larga trayectoria en el Diario de Costa Rica y La hora hizo de la libertad de expresión su batuta.

Por eso, como costarricenses un monumento de las magnitudes del que hablo, merece estar en un lugar digno, respetuoso y garante de una distinción que presumen quienes vivimos en este país: una libertad de prensa refugiada y defendida a lo largo de nuestra memoria histórica.

En esto hemos solicitado el apoyo y el respaldo del Ministerio del Deporte y por otros medios también al Ministerio de Cultura y a las personas encargadas de Patrimonio Nacional. Ana Berdugo Ulate es una de las nietas de don Otilio y se ha involucrado en este proyecto de ver el Monumento en un espacio público que haga educación para la paz.

La esperanza de contar con la sensibilidad del Estado y las fuerzas que hacemos desde diferentes ámbitos para lograr esta reivindicación para los familiares de don Otilio Ulate y la educación ciudadana de nuestro país es un esfuerzo que esperamos cuente con su momento en la historia patria.

otilio-ulate

Luis podría ser usted

Luis Castro es vecino de la comunidad y un muchacho como muchos. Es un papá joven, trabaja para salir adelante, el año pasado se graduó de bachillerato y lo hizo con el esfuerzo de quién pone muchas noches en vela.

Lucho como le decimos de cariño es un carajo callado, nunca lo ve uno armando broncas, tiene cualidades tremendas para la ebanistería y sus ojos son su hijo, un chiquillo simpático y educado. Lo he visto salir de hacer algún camarón -ya tarde- como dice él mismo para irse a buscar a su “peque” para complacerlo con una hamburguesa de esas que dicen que sonríen en una cajita.

Hace ya muchos meses Luis inició un problema de salud, que lo ha hecho tener visitas sistemáticas al hospital, inclusive un día lo vi tan mal que llamé a la ambulancia para que se lo llevarán, pero la recomendación fue que se quedará porque debía darle tiempo a un tratamiento que le habían dado para un bichos en el EBAIS. Al final luego de una discusión con los señores de la ambulancia logramos convencerles.

Casi nueve horas después me encontré con él en la parada de autobuses y me dijo: “Mae no he comido nada, me siento tan mal porque en el hospital a uno no le dan pelota”. Y con unas palabras más fuertes me aseguró que los muchachos de la ambulancia sabían lo que le esperaba.

Hoy casi un semestre después y luego de insistir en que se realizara los exámenes por la vía privada se confirma que tiene un tumor en el recto. Siempre he creído en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y en la humanidad de sus médicos por eso escribo esto pensando en que tal vez Luis reciba una reivindicación a sus derechos.

La semana pasada Luis volvió al hospital con exámenes en mano y aunque el diagnóstico fue: CA Rectal –donde el médico ruega para que sea internado para cirugía-. Sin embargo, lo devolvieron a casa y el panorama para una pronta operación no se tiene clara. Hace un rato le presenté todos estos papeles a otro médico y me dijo que con estos resultados Luis debe ser operado de urgencia.

Espero que Luis no tenga que pasar más tiempo con esos dolores y esos padecimientos; tal vez este sea el momento para la intervención quirúrgica. Muchos Luis no merecen pasar por esta falta de humanidad, pero la pasan.

Fuerza Luis.

IMG_5048

IMG_5047

IMG_5046

Marlon Mora: perfil profesional

Dr. Marlon Mora Jiménez

Periodista – académico e investigador universitario

Marlon Mora como académico tiene una formación interdisciplinaria: con un doctorado en Ciencias Sociales por la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla (UPO), España en Desigualdades e Intervención Social: Interculturalidad y Diversidad, con un Máster en Multiculturalismo de esa misma casa de estudios, además cuenta con un Magister en Derechos Humanos y Educación para la Paz de la Universidad para la Paz de Naciones Unidas (UPeace) y Universidad Nacional de Costa Rica (UNA). Así como estudios en la Maestría en Comunicación de la Universidad de Costa Rica (UCR).

En el año 2002 gracias a su destacada labor foto-periodística se le reconoció con el Primer Lugar Latinoamericano de Fotografía en Cuenca Ecuador en el Concurso Mujer Imágenes y Testimonios.

Como reportero dio sus primeros pasos en las Revistas de Niños del Grupo Nación como practicante, luego como redactor y editor en el Periódico La República. Su paso por la radio fue gracias al maestro Gabriel Durán con quién en una temporada compartió Patrulla Nocturna un programa de Radio Monumental. Asimismo, para la Universidad Nacional dirigió un programa de corte académico llamado Mundo Latinoamericano en Radio Victoria. En los últimos años se ha dedicado a producir y presentar ocasionalmente el programa Palabra de Mujer de Canal UCR de la mano de la reconocida productora y feminista Ana Lucía Faerron.

Su labor como comunicador lo ha ligado a la realización y organización de actividades nacionales e internacionales como debates presidenciales en Costa Rica, entrevistas a personalidades de la vida periodística mundial Javier Dario Restrepo de Fundación Nuevo Periodismo, Amaro Gómez Pablos de Televisión  Nacional Chilena (TVN),  Ignacio Ramonet director de Le Monde Diplomatique, Harris Whitbeck reconocido presentador de  CNN, Amazing Race y actualmente periodista de Al Jazeera,  Julien Berjeaut, caricaturista de Charlie Hebdo, Rafael Correa Delgado, Presidente de la República del Ecuador, entre otros reconocidos rostros del periodismo nacional como Javier Rojas,  Rolando Ángulo (†), Roxana Zúñiga, Giannina Segnini, Any Pérez o Pilar Cisneros entre otros; producción de foros democráticos con medios de comunicación y universidades del país, entre otras labores de relaciones públicas y protocolo ligadas a organizaciones nacionales y extranjeras.

En su quehacer académico y profesional ha sido conferencista nacional e internacional en diversos temas destacándose especialmente: comunicación política (Universidad San Judas Tadeo, Costa Rica – Universidad Mariano Gálvez, Guatemala – Universidad de Sevilla, España; Universidad Pablo de Olavide, España), derechos de mujeres (Fundación Justicia y Género, Costa Rica), personas adultas mayores (Universidad de Alicante – Universidad Menéndez Pelayo, España),  imágenes sociales (Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor -CONAPAM-), malas prácticas judiciales en mayores (American University, Washington, Estados Unidos), libertad de expresión (Misión Internacional Panamá, Colegio de Periodistas de Costa Rica), derechos de personas con discapacidad (programas de posgrado, Universidad de Costa Rica), feminicidios (Misión Internacional de Naciones Unidas a Honduras por parte del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y el Tratamiento del Delincuente – ILANUD), educación para la paz (Instituto Interamericano de Derechos Humanos, El Salvador), discursos de la vejez (Universidad Nacional de Quilmes, Argentina) esto entre otras experiencias profesionales.

Como investigador, emprendedor y director de comunicación política se podrían tomar en cuenta sus más recientes experiencias desde la comunicación colectiva un proyecto de investigación llamado La comunicación política en Costa Rica: estrategia e imágenes políticas hacia la Presidencia de la República 2014-2018 conocido en redes como VotoCR, que logró gran aceptación en el recién pasado proceso electoral.

Del mismo modo, una producción audiovisual con aportes a la comunicación política electoral desarrollada de manera conjunta con la Universidad Latina de Costa Rica (ULatina) para redes sociales llamada Pan y Circo. Asimismo, su interés por un periodismo de cobertura respetuosa de los derechos humanos lo hizo presentar desde la imagen periodística un proyecto para jóvenes que se estrenó recién llamado Humanismo UNA.

En su hoja de vida ha dirigido el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional, los posgrados de esa misma Unidad Académica, sobresaliendo su labor como director de la Maestría en Derechos Humanos y Educación para la Paz, así como encargado de múltiples investigaciones en el área de las Ciencias Sociales de la Universidad Nacional en el Centro de Investigación y Docencia en Educación, la Escuela de Historia y el Centro de Estudios Generales.

Marlon Mora también es bloguero desde hace algunos años y elabora talleres con enfoques en temas de periodismo, nuevas tecnologías, innovación, comunicación en crisis, resolución de conflictos y derechos humanos.

Actualmente, es el Presidente del Colegio de Periodistas y Profesionales en Comunicación de Costa Rica (Colper) y desde hace más de 10 algunos años realiza consultorías en comunicación desde su empresa Asesorías en Comunicación Estratégica Doble M.

Contactos:

TWITTER PROYECTO

FACEBOOK PROYECTO

TWITTER

FACEBOOK

Marlon Mora: comunicación política y derechos humanos.

Marlon Mora: comunicación política y derechos humanos.

Cuando la humanidad postergó su camino

La actualidad nos enfrenta ante un camino que sigue el ritmo boyante de quienes ponen de primero la utilidad entendida desde la ganancia: esa manita feliz con caritas de emoticón que se visualizan y ponen todo en términos de qué nos gusta.

Esas dinámicas en redes crean temas de tendencia (trending topics) que pueden meter a más de uno en graves problemas: políticos, empresarios, marcas, ciudadanos anónimos, grupos vulnerables: nadie se salva. Lo importante en todo este contexto es reconocerlo y saber como enfrentarse ante las nuevas dinámicas de ese espacio social.

Vivimos una doble moral en muchos ámbitos de la vida, que extiende su poder hasta esas redes donde un suspiro de diferencia merece la bofetada más grande.

He visto vociferar indignaciones tan falsas como la asistencia a un evento en facebook. Una carita repleta de lágrimas por el maltrato animal cuando nunca han acariciado ni la colita de una mascota. O el tweet que se aprovecha del anonimato para irrespetar el honor de las personas.

Por eso, la construcción del ese espacio digital necesita compromisos de las personas por un bienestar común donde la solidaridad sea tema primario y el recurso humano esté ligado a los valores y principios. Tal vez les suene extraño, pero uno debe comportarse en redes como se comportaría en la vida real.

Una sociedad sin memoria histórica, sin lenguaje para la ciudadanía, sin amor por el prójimo está condenada a darle likes al fatalismo, a la violencia y al desorden dejándonos sin aliento para seguir el viaje.

Nuestro país y la vida.

Hace muchos meses estoy preocupado por la ruta de nuestra Costa Rica; pero en especial por esos dobles poses, que se asumen en beneficio siempre de lo fácil, lo sencillo, lo mínimo o lo superficial: desligado del compromiso y la sinceridad.

Vivimos un rapto de lo político por lo económico y una incautación de la libertad por la seguridad sino revise la puerta de su casa, los candados y el circuito cerrado, que vigilan las aldabas y la cerrajería de ese llamado dulce hogar; y sigamos sumando los acordonamientos de alambre navaja y los cables eléctricos, que dicen peligro en las cuatro esquinas del vecino son la imagen perfecta del asalto que vivimos.

Inclusive eso no es lo peor: hay más. Tenemos un embargo de los saberes humanistas convocados desde toda trinchera monetaria al beneficio máximo de quien se jacta mercader del capital. Porque la ley de la selva mediática dice que valemos por lo que tenemos.

Tal vez la respuesta haya que confeccionarla juntos, pero el temor, la incapacidad, el poder del otro, la fuerza de la maquinaria política nos enfrenta ante el dilema de hacernos los majes o al desanimo de poner el huevo ante una humanidad que perdió el camino.

Ser valientes, enfrentar el sistema, luchar por nuestro ideales, ser consecuentes y mirar en la ética el valor y el principio; no la caja registradora del enjache o el escrutinio público de quién se equivoca, son los acicates de una sociedad que simplemente se le olvidó conjugar la solidaridad, el respeto y la dignidad.

Rosa de los vientos

Esa indiferencia que empeña nuestra niñez

Con una regularidad inusual recibimos alertas en mensajes de texto a nuestros teléfonos celulares donde nos señalan con nombres y apellidos como la niñez se ve vulnerabilizada constantemente producto de desapariciones.

Fenómenos como éstos nos hacen preocuparnos de inmediato ligando esas ausencias de niños y niñas con acciones ilegítimas vinculadas a la explotación sexual comercial o al tráfico de órganos.

A este mal se une otra realidad, que afecta nuestra niñez, los embarazos en edades tempranas y los fallecimientos de niños víctimas de la violencia. El pasado mes de febrero nos dejó lecciones muy difíciles en ese sentido: el crimen escandaloso en Matapalo, la niña de Coronado, que le fracturaron el cráneo o la otra infante de tres años contagiada con Sífilis víctima de abuso.

La agresión contra nuestros infantes, especialmente dentro de sus propias casas lejos de retroceder ha venido en aumento en número de casos y lesiones desastrosas. Para muestra la cifra más reciente y dolorosa donde los hospitales reportan a 10 mil menores agredidos al año.

Por eso en este artículo quisiera exponer algunas preocupaciones relacionadas con derechos de la niñez, donde urge una mirada crítica ante la indiferencia de una sociedad, que parece se indigna con el titular en la prensa, pero no da seguimiento a estos flagelos que al final de la jornada afectan a toda una familia y comunidad.

Desaparición, fuga y hogares en deuda

Todo ese discurso colapsa ante un lema en la educación formal donde es común escuchar que “los niños son el futuro de nuestro país”. Sin importar la dura realidad que afronta en diferentes contextos y círculos de violencia familiar.

Las desapariciones de niñas entre 2013 y 2015 sumaron 854 reportes con un promedio de 285 al año -esto quiere decir que de los 365 días del año en un 78% del tiempo la niñas están desapareciendo-.

Cifras tan alarmantes como las vistas anteriormente reflejan una realidad donde el 47 por ciento de las desapariciones es por fuga del hogar: una responsabilidad que también debe estudiarse en el seno de cada hogar. En el caso de los varones menores de edad 270 casos es la cifra reportada.

Autoridades señalan que en la mayoría de los casos el patrón entre niñas de 12 y 17 años es irse con hombres mayores. Números como estos representan una nueva realidad y una preocupación adicional para el Patronato Nacional de la Infancia (PANI). Del mismo modo, lo ha señalado la Fundación Paniamor ya que gracias a experiencias en redes sociales han logrado saber parte de los contextos de muchas adolescentes. Muchos casos de huida de sus hogares están involucrados en relaciones indebidas, donde el abusos de poder y la edad median en la afectación de las niñas.

Habría que hacer un cruce de datos entre las desapariciones, los embarazos y el trabajo de los niños en los colegios para saber si existe de casualidad alguna coincidencia. Ante la ausencia de un estudio de este tipo conviene visualizar los embarazos en la primaria y la secundaria así como en los colegios nocturnos. En colegios nocturnos, el porcentaje de menores de edad que estudian y trabajan es más de nueve veces el porcentaje en los colegios diurnos. La relación entre la deserción y el trabajo no son del todo halagadoras alcanzando casi un 10 por ciento.

En los colegios nocturnos el mayor registro de embarazos se da en el 2009 y 2010, con 238 y 236 casos. Es importante tener en cuenta, que en los colegios nocturnos una gran cantidad de las mujeres matriculadas son mayores de edad. La edad promedio de las estudiantes embarazadas menores de edad en el transcurso de los cursos lectivos ronda los 14 años.

Falta educar en derechos humanos

La poca compresión de la vivencia particular en algunos hogares de esas niñas y niños representa el poco interés también de la población en denunciar y hacer ejercer todo un protocolo de derechos humanos.

Bien relataba Alberto Maturana y Francisco Varela en El árbol del conocimiento, una anécdota bastante curiosa: en Nueva York, en el Barrio del Bronx, hay un zoológico dentro del cual nos topamos con un gran pabellón dedicado expresamente a los primates. Los hay de todos los tipos y clases: gorilas, macacos, chimpancés, gibones; pero lo que más llama la atención es que en el fondo, apartada, nos encontramos con una jaula bien protegida y cerrada con barrotes muy gruesos.

Cuando uno se acerca a ella puede leer un rótulo que dice: “El primate más peligroso del planeta”. Y al mirar entre las barras de hierro, con sorpresa, uno ve su propia cara. El hombre ha matado más especies sobre el planeta que nadie.

Por eso la indiferencia de nuestra sociedad debe ser sustituida por el compromiso y la solidaridad. Porque cuando la denuncia se hace y los vecindarios no colaboran en la protección de menores también se consiente al agresor: todos espacios de violencia donde mujeres lideres de hogar que han sido víctimas de la indiferencia y del maldito olvido.

El mundo con el pasar del tiempo ha olvidado depositar en sus corazones el humanismo como herramienta máxima de convivencia de vida. La niñez vivencia esa realidad con el total irrespeto a los derechos humanos y tal parece que solo son noticias: no hay una intervención ciudadana de solidaridad.

Ante esto desde el Ministerio de Educación Pública y el Colegio de Periodistas hemos impulsado una campaña con el fin de implementar actividades que promuevan  los derechos de los niños y las niñas y para la prevención de la violencia infantil.

El mensaje va dirigido en dos vías: el eslogan de los adultos es “Yo me apunto a respetar los derechos de la niñez”, y el que demandan los menores en la voz de niños y niñas de diversas escuelas que participaron en la elaboración de videos es el mensaje  “Apúntate a respetar mis derechos”.

Yo me apunto a respetar los derechos de la niñez

 

 

Una lección de vida

A uno siempre los hijos le superan.

Mati en su primer día de clases hace tres años me dio un beso y entró al salón desbordando su algarabía.

Isa hoy estaba triste porque la casa le gustaba más, pero en minutos logró hacer los amigos necesarios para estar radiante y feliz.

Los hijos e hijas le superan a uno no hay duda.

Hoy en especial comprendí a mi mamá que el primer día de clases tuvo que sufrir tanto conmigo: lloré, lloré, lloré, lloré y lloré. El antídoto fue sencillo en aquella época, pero hoy entendí en carne propia el dolor de mis padres al saberme un niño, que no se quería quedarse en la escuela. Estoy seguro que ese llanto  les rompió el corazón. Esta mañana por minutos estuve a punto de llorar con Isabela, pero como adulto y padre traté de darle fuerzas. Afortunadamente, lo logramos.

Casi no comparto mi vida personal en redes sociales, pero esta publicación es en honor a mis papás, gente buena, doña Jeannette y don Marcos, mis tatas;  y a mi querida Isa, una princesa valiente. Dios me los bendiga siempre.

thumb_IMG_9931_1024

Municipalidades VotoCR

Apuntes de las elecciones municipales

– Cualquier alcalde necesita guías pellizcados para saber llevar sus votos.

– En la mayoría de comunidades faltó información de regidores, síndicos e intendentes; todos se concentraron en sus primeras fichas y eso es un error en gobiernos locales.

– La ausencia de carisma en muchos perfiles de alcaldías se compensa con formación profesional y eso es bueno.

– Presencia de política sucia siempre se asoma en las municipalidades más grandes.

– No he visto juventudes en puestos visibles y eso es lamentable.

– La falta de mujeres en primeros lugares para puestos de elección retrata la política local. 
- Movilización de votos por medio de transporte de partidos es fundamental en las horas que restan.

– La estrategia de comunicación parece que todavía no pasa tanto por las redes.

– El voto emocional poco a poco fallece.

– La ciudadanía capaz de valorar lo bueno, malo y mediocre: ya no se le engaña.

– Al final parece que la gente vota más por personas que por partidos.

– El voto tradicional dejó de existir.

– Muchos candidatos han pasado de un partido a otro sin importar los colores.

– La única verdad es que la ciudadanía manda.

– Hoy recuerdo como en precampaña presidencial don Luis Guillermo ganó por unos cuantos votos. En los minutos que quedan todos los votos cuentan ‪#‎enseñanza ‪#‎elecciones ‪#‎municipalidades

– El gran perdedor de la Jornada de Gobernanza Local el Partido Acción Ciudadana. ‪#‎VotoCR ‪#‎EleccionesMunicipales

Johnny Araya el mismo que renunció a una elección presidencial llega otra vez a la alcaldía de San José. ‪#‎VotoCR ‪#‎EleccionesMunicipales

– El Partido Liberación Nacional vuelve a la arena política en cuestión de unos meses demostrando su conocimiento de las elecciones locales. ‪#‎VotoCR ‪#‎EleccionesMunicipales

Hojancha nos da una lección de democracia y participación electoral ‪#‎VotoCR ‪#‎EleccionesMunicipales ‪#‎Abstencinismo

– La enseñanza del día: hasta el peor candidato de la historia de un partido puede tener audiencias para ser rey. ‪#‎VotoCR ‪#‎EleccionesMunicipales

– Partido Nueva Generación gana tres municipalidades. ‪#‎VotoCR (se pellizcó Sergio Mena con los candidatos).

IMG_3037